GETTY IMAGES
People Staff
August 24, 2007 AT 11:00 AM EDT

Luego de que fuera sentenciada a pasar un día en la cárcel, Lindsay Lohan envió declaraciones donde se responsabiliza por sus acciones y declara que sufre un problema de adicción. “Para mí está claro que mi vida ha llegado a ser completamente fuera de control porque soy adicta al alcohol y a las drogas”, admitió la cantante de 21 años.

Lohan fue arrestada el pasado 24 de julio por conducir a alta velocidad y bajo la influencia del alcohol, por manejar con una licencia suspendida y por posesión de cocaína. Aunque no se presentó a la audiencia en Beverly Hills, la artista se declaró culpable a través de sus abogados por algunos de los cargos en su contra.

“Recientemente recaí e hice cosas de las que me avergüenzo. Violé la ley, y hoy me responsabilicé al declararme culpable de los cargos en mi contra…No le estoy echando la culpa a nadie por mi conducta, sino a mí misma. Le agradezco a Dios que no lesioné a nadie. Lo pude haber hecho fácilmente”, expresó arrepentida.

“Realmente quiero ser saludable y obtener el control de mi vida y mi carrera, y ya he pedido ayuda médica para lograrlo. Estoy dando estos pasos para mejorar mi vida. Afortunadamente, no estoy sola en mi lucha diaria y sé que gente como yo lo han logrado. Tal vez con el tiempo las cosas serán más fácil. Eso espero”, declaró la artista, quien se encuentra en un centro de rehabilitación en Utah.

You May Like

EDIT POST