GETTY IMAGES
People Staff
May 08, 2008 AT 03:00 PM EDT

Lindsay Lohan se vio obligada a devolver un abrigo de mink, valorado en 11 mil dólares, a una joven estudiante de la Universidad de Columbia, luego de que ésta la acusara de robárselo durante una fiesta privada el pasado 26 de enero, en el club nocturno 10ak de Nueva York.

La joven Marsha Markova, de 22 años, informó al diario New York Post que en un momento durante la fiesta estuvo sentada al lado de la actriz de 21 años, y dejó su abrigo junto a los de otros invitados. Pero, cuando se proponía abandonar el club, su abrigo ya había desaparecido.

Dos semanas más tarde, Markova, quien ya había dado por perdida su costosa prensa de vestir, vio una foto de paparazzi en una revista, en la que aparecía Lohan vistiendo su abrigo, a la salida de dicho centro nocturno, la misma noche de la fiesta. Unos días más tarde, la joven estudiante buscó en el internet otras imágenes de Lohan, tomadas el 26 de enero. Markova encontró fotografías de la artista visitando otros bares antes de llegar a 10ak, esa misma noche, pero vistiendo una chaqueta negra.

Luego de varias llamadas a dicho club y al abogado de Lohan, tres semanas después del incidente, Markova recibió su abrigo de vuelta. Sin embargo, la valiosa prenda olía a cigarrillo y a bebidas alcohólicas, y tenía un pequeño hoyo. Aunque la joven estudiante y su abogado no acusaron a Lohan de haber cometido un delito, buscan que la protagonista de Mean Girls pague por lo menos 10 mil dólares por la renta no autorizada de tres semanas del abrigo.

You May Like

EDIT POST