Getty Images
People Staff
November 01, 2010 AT 01:00 PM EDT

La tristeza embarga de nuevo a la cantante Lily Allen, pues tres años después de haber perdido a su primer bebé, la británica pasa de nuevo por el mismo dolor pues acaba de perder al hijo que esperaba junto al decorador Sam Cooper faltando apenas unos meses para que se convirtiera en mamá.

“Con gran tristeza tenemos que confirmar que Lily Allen y Sam Cooper han perdido a su bebé”, declaró la representante de la cantante de 25 años a través de un comunicado. “Les pedimos que se respete su privacidad y que los dejen solos en este momento tan difícil”.

La intérprete de “Smile” comenzó a sentirse mal el jueves pasado y aunque fue llevada de urgencias al hospital, los doctores que la trataron no lograron salvarle la vida a su bebé, un varoncito que debía nacer a finales de enero próximo.

Apenas en agosto pasado la pareja había anunciado lo feliz que se encontraba con el embarazo de Allen y ésta había comentado que la única desventaja de estar embarazada era que la gente se creía con la potestad de hacer todo tipo de comentarios sobre la nueva forma de su cuerpo.

“Lo extraño acerca de estar embarazada es que parece que esto le da la licencia a la gente para hablar sobre la forma de tu cuerpo y decir cosas como ‘Wow, te ves tan gorda’. Yo siempre respondo ‘es que lo estoy abrazando'”.

A finales del año pasado, la joven inglesa habló sobre sus sentimientos después de su primer aborto, y admitió que ese había sido “el peor momento” de su vida porque además de la pérdida de su hijo tuvo que reprimir muchas de sus emociones.

You May Like

EDIT POST