GETTY IMAGES
People Staff
March 30, 2007 AT 06:00 PM EDT

El músico Vladimir Dotel, líder de la banda dominicana Ilegales, desestimó las acusaciones de maltrato físico y verbal que interpuso su esposa, Cyerna Zástaba, ante la justicia en República Dominicana.

“No hubo nunca agresión de ningún tipo”, manifestó el músico durante una conferencia de prensa en Santo Domingo, República Dominicana, tras explicar que su esposa está despechada. “Yo le dije que no quería arreglarme con ella, esto trajo que ella armara un desorden en el hotel donde yo estaba. Me pedía que la golpeara para buscar un golpe, porque ya tenía varias querellas hechas en mi contra, lo cual yo no sabía”, explicó.

Zástaba, quien está separada del músico desde 2006 y entre otras cosas lo ha acusado de intentar ahorcarla, solicitó protección a la justicia de su aún esposo. “Que no me agreda físicamente, que no le hable mal de mí a mis hijos, que no me agreda verbalmente en la calle y que su mamá se mantenga al margen de todos”. Por su parte, el juez a cargo del caso le ordenó a Dotel “abstenerse de molestar, intimidar o amenazar” a la mujer, y le impuso una garantía de $4,400. La pareja lleva 10 años de matrimonio y tiene tres hijos, al parecer su unión terminó por derrumbarse luego de que el artista procreara una hija fuera del matrimonio, la que nació en diciembre del 2006.

You May Like

EDIT POST