Cortesía Michael J. Palma
Vicglamar Torres/NYC
June 03, 2011 AT 06:10 PM EDT

Una de sus canciones se llama “Teatro” y es allí justamente donde La Lupe resucita ante la mirada atónita de los espectadores neoyorquinos que verán a Lauren Vélez transformarse en la cantante cubana, cuya portentosa, apasionada y peculiar voz, además de su poderosa presencia escénica – considerada excéntrica por algunos en la década de los sesenta– la inmortalizaron.

Con su talento como único patrimonio, cuando la bota castrista pisaba fuerte en su país, Guadalupe Victoria Yolí Raymond, su nombre de pila, llegó a Nueva York, cuyas calles recorrió tocando puertas hasta que se le abrieron, hasta que llegó a convertirse en la primera latina en presentarse en el Carnegie Hall.

La Lupe recorrió los escenarios más importantes del mundo, conquistó corazones y ganó admiradores. Tocó la gloria de la fama y se quemó en el infierno del olvido. Ese carrusel de vivencias que fue su vida quedó atrapado en la pieza teatral They Call Me La Lupe, protagonizado por Lauren Vélez, bajo la dirección de Verónica Caicedo. La obra fue escrita por los dramaturgos Luis Caballero y James Manos Jr. Con este monólogo se levanta el telón de esta nueva edición del TeatroStageFest 2011, que se adueñará de la Gran Manzana entre el 4 y el 18 de junio. Los espectadores podrán ver una selección de piezas que abarcan desde el teatro infantil como My Baby is a Hero, como la pieza teatral The Brief Wondrous Liefe of Oscar Wao hasta espectáculos de danza.

El monólogo protagonizado por Lauren Vélez, a quien el público está acostumbrado a ver como María LaGüerta en la serie de televisión Dexter (Showtime) descubre ante el espectador a una de las figuras más emblemáticas de la música latina, cuya memoria se ha visto empañada por el casi total olvido colectivo.

“Para mí es casi inexplicable por qué cómo esta mujer tan grande para la música latina, para nuestra cultura, es desconocida para tanta gente”, comenta la actriz para quien prestarle su piel a La Lupe ha sido un inmenso placer por todo lo que ella significa. “Fue una mujer que luchó a brazo partido por sus sueños, por sus ideales. Rompió con lo que eran las costumbres de su época. Creyó en sí misma y fue muy valiente”, comenta emocionada la actriz, cuyo proceso de investigación para esta pieza inclusive la llevó hasta el asilo de El Bronx, donde la cantante cubana pasó sus últimos días.

“Ella sufrió mucho, sufrió literalmente hasta los huesos. Ella sintió que su mundo se derrumbaba, que la paralizaba y, ese sufrimiento se reflejó en su cuerpo que prácticamente quedó inmóvil”, reflexiona Lauren , quien se identifica con la mítica cantante cubana en el hecho de luchar “sin límites”.

“Mi vida es la actuación. Por ser actriz he hecho muchos sacrificios, siempre creyendo en mí, siempre pensando que todo lo hago por amor a mi trabajo. En la pasión que le pongo a las cosas me parezco a La Lupe”, dice la actriz de origen puertorriqueño., quien se alegra de que en la época en la que la intérprete vivió, “pudo enseñarles a las mujeres que se podía vivir libre y apasionadamente. Ella demostró que no hay que dejar que nada te pare. En eso también nos parecemos. No dejo que nada me detenga”.

Y es que para Lauren Vélez no todo ha sido coser y cantar dentro de esta carrera, aunque ha visto los frutos. “Tomas decisiones como dejar a los tuyos, como no tener hijos, tal y como lo hice yo. A pesar de que no estoy totalmente cerrada a la posibilidad de convertirme en madre algún día, es algo que tuve que posponer, casi descartar porque no quería traer un niño al mundo para no poder atenderlo correctamente. Yo viajo mucho. Me muevo de un lugar a otro y así no le das calidad de vida a un niño”, comenta esta mujer cuya sensibilidad es notoria en cada una de las inflexiones de su voz.

Pero los sacrificios han valido la pena porque además de seguir ganándose el aplauso del público con la serie Dexter, de forma paralela está trabajando junto a Marc Anthony en la serie televisiva Hawtorne y pronto se estrenará la cinta Rosewood, que se “trata de un thriller psicológico. Es una película fuerte, pero muy bien hecha”, comenta emocionada esta neoyorquina que se ríe al reconocer que su vida coincide en la de la Lupe en aquello de que es puro teatro. “Sí, vivo para mi carrera”.

Es tanto lo que entrega a su carrera y el placer que le da “vivir muchas vidas y meterme en muchas pieles. Creo que tengo más vidas que un gato”, bromea la actriz, cuyo mayor reto para interpretar a la legendaria cubana fue interpretar sus canciones. “Fue difícil, pero mi hermana gemela que es cantante, me dijo ‘no la imites.Canta sus temas tratando de sentir lo que ella sentía’ y así lo hice. Así que poco a poco se me fue transformando una vez más mi piel en la de ella.”

You May Like

EDIT POST