Getty Images
People Staff
July 10, 2006 AT 05:00 PM EDT

Laura Bozzo está furiosa con el veredicto emitido este viernes en su contra y que le impone cuatro años de cárcel remitida más una multa de $9,680. Por ello, este lunes la presentadora peruana anunció que denunciará al estado de su país ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por haberla mantenido bajo arresto domiciliario durante tres años bajo el cargo de corrupción.

”Hay una persecución en mi contra”, dijo indignada al Canal 9 local. “Está probado que la justicia incurrió en prevaricato [resolución injusta] y por ello voy a denunciarlos ante la Corte Interamericana”, aseguró. La presentadora se acoge así a una norma de la Organización de Estados Americanos (OEA) según la cual, si no hay acuerdo amistoso entre ambas partes (en este caso, Bozzo y el Estado peruano) y si se concluye que se ha violado algún derecho, entonces la CIDH puede emitir una recomendación desde su organismo central, con sede en San José, Costa Rica.

Según Bozzo, los procuradores anticorrupción de su país quieren condenarla por haber recibido una placa de reconocimiento por parte del desaparecido Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) que dirigía el encarcelado Vladimiro Montesinos, ex amante de la presentadora de Telemundo. “No han probado que recibí $3 millones de manos de Vladimiro Montesinos. A pesar de ello, estuve bajo arresto domiciliario”, denunció Bozzo.

La conductora de 54 años no especificó la fecha en la que planea entablar la demanda; sin embargo, tiempo le sobra, pues restan ocho meses para que la Corte Suprema peruana decida su futuro.

You May Like

EDIT POST