Cortesía de Kike Santander
Lena Hansen
February 27, 2008 AT 04:00 PM EST

Al cantautor Kike Santander parecen estarle lloviendo bendiciones del cielo. En unos meses más se convertirá en papá por segunda vez, y está componiendo la música para la versión teatral de Como agua para chocolate, basada en la laureada novela de la escritora mexicana Laura Esquivel, que estrenará en Broadway en el 2009. Además, este mes debutó como autor con el libro Por amor a la música, en el que reúne anécdotas dignas de una novela de aventuras. “A mí me ha tocado por alguna razón vivir una vida muy extrema, muy intensa”, reconoce el músico y compositor colombiano de 47 años. “Lo mío no ha sido nada a medias aguas”.

Antes de convertirse en el creador de éxitos radiales como “Más allá” (Gloria Estefan) y “Devuélveme el amor” (Luis Miguel), Santander tuvo un sinfín de oficios y vocaciones que hoy llama sus palos de ciego. “Me metí con mi hermano a vender pescado y fue un desastre universal. Perdimos todo: la casa, el dinero de mis papás”, recuerda. “Nos metimos a hacer crema dental, muñecos de yeso, chorizos, quedamos en una quiebra total”.

El libro también incluye capítulos algo controversiales como “No hay peor ciego”, en los que narra “con mucho respeto, pero con realismo” su versión del conflicto legal que tuvo con el productor cubano Emilio Estefan en el año 2001, asunto que ya quedó resuelto entre ambos. “Emilio y yo nos llevamos bien. Nos vemos y nos saludamos. Ya no hay tensión”, asegura Santander. “Lo nuestro fue un conflicto laboral, nunca personal”.

Quien lo viera hoy en su mansión con vista al mar en Miami Beach, FL, donde tiene un estudio decorado con galardones como el Latin GRAMMY y fotos junto a clientes famosos, creería que su vida siempre fue color de rosa. Hoy, además de componer canciones y estrenarse como escritor, está a cargo de un divertido proyecto: la línea de DVDs de gimnasia aeróbica Batuka, complementados por ropa deportiva y música compuesta especialmente por él para acompañar los ejercicios y rutinas de danza.

El multifacético artista y empresario también ha sido un buen aprendiz en los asuntos del corazón. “Después de un divorcio mucha gente deja de creer en el amor”, admite “se vuelve suspicaz o negativo sobre la idea del hogar”. Este no fue su caso, y tras un matrimonio fracasado, del que tiene como fruto a su hijo, Sebastián, de 12 años, ha encontrado a su media naranja en su esposa actual, la paraguaya Adriana López Moreira Bo, de 32 años, quien dará a luz a su segundo hijo en abril . “Es niño y se llamará Alejandro”, confiesa emocionado.

“Por Amor a la música”, ya a la venta, viene acompañado de un disco compacto con el “cancionero de su vida”, los temas que más lo conmueven, todos en la voz del compositor. El repertorio incluye desde una canción de cuna que le cantaba su madre, hasta éxitos como “Quiero perderme en tu cuerpo” (David Bisbal), que Santander compuso inspirado en su esposa Adriana.

“Es un libro que no me maquilla, me muestra en todo mi aspecto humano, en mis debilidades y mis carencias”, concluye Santander.”La vida me ha brindado mucho éxito afuera, pero es como un caballo salvaje que hay que aprender a domar”. Al parecer el colombiano ya no le suelta las riendas.

You May Like

EDIT POST