Cortesía
Lena Hansen
February 26, 2015 AT 09:08 PM EST

Como buena madre primeriza, la cantante Ivy Queen ha disfrutado cada segundo del crecimiento de su hija Naiovy, de 1 año y 3 meses. “El cumpleaños lo pasamos tranquilitos nosotros, no hicimos mucha bulla. Jugué a las muñecas con ella porque la vestí, le hice el pelo y nos tomamos fotos las dos”, cuenta entre risas la diva, quien vive en Miami con su pequeña y su pareja, el coreógrafo puertorriqueño Xavier Sánchez.

VIDEO: La maternidad de Ivy Queen

Sus deberes como madre no la alejaron del estudio de grabación, donde dio vida a su nueva producción Vendetta, que incluye cuatro discos con temas inéditos en cuatro géneros musicales: urbano, salsa, bachata y hip hop. Este bien podría ser el reto más ambicioso en la carrera de la artista puertorriqueña para quien parece no haber límites. ¿Qué ha aprendido en su primer año como madre? Ivy Queen nos cuenta aquí.

FOTOS: Otros bebés y embarazos famosos

1. No hay que desesperarse: “El único consejo es tener paciencia porque uno no sabe todo. Uno va como un estudiante aprendiendo. Todo te cambia. Te cambia tu curso de vida, las horas en las que dormías, el cuidado que hay que darle al bebé es en el horario del bebé, no en el de uno. Te vas a sentir drenada, entonces la paciencia es lo primordial que hay que cultivar”.

2. El vínculo entre madre y bebé es único: “Muchas mujeres me decían: ‘Vas a lactar para crear un lazo con tu bebé’. El lazo con tu bebé tú lo tienes desde que está en el vientre. Eso no hay quien te lo quite. Naobi puede estar con su abuela, su tía y Naiovy sabe cuando llegó mamá”.

3.Hay que aprender a delegar: “Estoy agradecida de mis suegros y mi cuñada que son los que —cuando nosotros nos vamos a trabajar a buscar el pan de cada día— se quedan con Naiovy y vienen al rescate”.

4. El papá juega un gran papel: “Es un trabajo en equipo. Xavier, cuando yo tengo migrañas, me atiende a Naiovy. A él le gusta que ella salga a afuera de la casa, la lleva a sentir la grama en los piecitos. A ella le encanta ver pajaritos pasar. Ese momento es de ella y de papá”. 

5.El aprendizaje es mutuo: “Todavía estoy aprendiendo. Yo aprendo de ella y ella de mí. Naiovy todo lo observa. Nunca para de sorprenderme”. 

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST