Cortesía: Latin Alternative Music
Andrés Martínez Tutek/NYC
June 10, 2009 AT 06:00 PM EDT

Al igual que los tres mosqueteros, los integrantes del grupo puertorriqueño La Secta: Mark Kilpatric, John Lengel, Mikey Genao y Gustavo Laureano, se guían por el lema “todos para uno y uno para todos”.

En la siguiente entrevista, Gustavo, vocalista del grupo, explicó cómo el trabajo en equipo se ve refelejado en su más reciente material discográfico titulado Fuego, el cual, aunque salió a la venta en noviembre del año pasado, sigue echando chispas.

Hablános de este “Fuego”…
Fuego llega luego de más de dos años y medio de nuestro último material. Nos tardamos bastante en hacerlo, pero lo hicimos con mucho cariño en nuestro propio estudio y sabemos que les va a gustar.

¿Siguen en la línea del rock romántico?
Este es un disco de muchos sentimientos. Todo ese sentir que se está viviendo actualmente está puesto allí. Nuestra música es de rehabilitación espiritual y, con ella, queremos darle ánimo a la gente.

¿De dónde viene esa inspiración?
Gracias a Dios tenemos la bendición de que siempre hay inspiraciones y escribimos bastante, a veces solos y otras veces juntos en grupo. Después de eso, nos ponemos a montar el muñeco –como le llamamos a las canciones– entonces le ponemos una cabeza y un cuerpo, pero lo más importante es que tenga piernas para caminar y poder salir a la calle a sonar bien fuerte.

¿Y ese muñeco se parece más a Chucky o a Ken?
A veces nos salen unos Chuckys bien raros y a veces canciones que se parecen más al novio de Barbie, depende de la inspiración y el estilo de la música.

¿Qué sencillo promocionan actualmente?
Estamos sonando en varias estaciones con la canción “Déjalos que hablen”, que es un tema que habla de una pareja en donde uno le habla al otro de las cosas que la gente está comentando y le pide que no preste atención.

You May Like

EDIT POST