People Staff
February 28, 2007 AT 05:00 PM EST

Los sombríos días que siguieron a la muerte de Erika Ortiz Rocasolano, hermana menor de la princesa Letizia, parecen ir quedando atrás. La princesa de Asturias y futura madre (tiene casi siete meses de embarazo) ha comenzado a aparecer cada vez con más frecuencia y mejor rostro en los actos oficiales.

Esta semana, la prensa española destacó el buen semblante que Letizia mostró durante la entrega anual de premios de la Sociedad Geográfica Española celebrados el martes en Madrid. Ahí, por primera vez desde el fallecimiento de Erika, la princesa esbozó una sonrisa.

La tranquilidad de la esposa del futuro rey de España, quizá sea un esfuerzo por dejar atrás el escándalo generado por el sorpresivo fallecimiento de la joven de 31 años, ocurrido en su apartamento de la capital española. Y es que a 22 días de la tragedia, aún no se conocen los resultados oficiales de su autopsia y se duda que algún día lleguen a hacerse públicos, ya que la Casa Real española hizo pública su decisión de mantener absoluto silencio al respecto.

Ahora, la princesa de Asturias se prepara para el nacimiento de su nueva hija, que se espera ocurra en el mes de abril. Se trata de la segunda heredera de la pareja real, que tuvo a la infanta Leonor en octubre del 2005.

You May Like

EDIT POST