getty images
People Staff
January 25, 2007 AT 05:00 PM EST

Adriana Barraza, la actriz mexicana recién nominada a un Oscar, se ha visto envuelta en un melodrama de la vida real luego de que su ex pareja, el director Sergio Jiménez, la nombrara en su testamento como heredera universal de sus bienes ignorando completamente a su hija, Iana Jiménez, de quien se había alejado hace años.

La polémica surgió luego de que la hija del director de escena La fea más bella (Univisión) le cambiara la cerradura al departamento que éste le dejó a Barraza, quien no ocultó su malestar. “Lo único que hice fue preguntarle ‘¿por qué cambiaste las cerraduras?’, ella me dijo: ‘por temor a que hubiera comida adentro echándose a perder’. Especificamos que no había nada, que no me parecía bien”, explicó la actriz de Babel a La oreja (Galavisión).

Barraza recordó que Jiménez, con quien mantuvo una relación amorosa hace unos años y fue su mentor, sentía mucho estar alejado de su hija. “Siempre lamentó, le dolió y lloró amargamente el distanciamiento con su hija”, acotó. Tras ser consultada si estaría dispuesta a compartir los bienes de Jiménez con Iana, la actriz no descartó nada. “De mi corazón antes de pensar en si se vende una propiedad o no, me gustaría pensar que la memoria de Sergio quede bien en alto”, afirmó.

You May Like

EDIT POST