ntx fotos
People Staff
April 14, 2006 AT 04:00 PM EDT

Tras el fallecimiento de la cantante Rocío Dúrcal el pasado 25 de marzo, la familia de la cantante comienza a volver a su rutina. Sin embargo, los cambios en la vida de cada uno de los integrantes del clan comienzan ya a reflejarse.

Para comenzar, el diario español ABC dio a conocer que Antonio Morales, hijo mayor de la cantante, se ha separado de su mujer, Edurne, con la que tiene hijos gemelos. El rumor ahora es que el primogénito de Dúrcal esperó todo este tiempo para evitarle un disgusto a su madre.

Por otra parte, Antonio Morales Junior, el viudo de la intérprete apareció esta semana en la portada de la revista ¡Hola!, hablando sobre la desaparición de su compañera de toda una vida. “¡Lo que hubiera dado por haberme ido yo en vez de ella!”, afirma en la entrevista. “Yo le dediqué mi vida desde que dejé de cantar, en el año 1980, ya que no podíamos estar los dos separados tanto tiempo”.

Morales narró la traumática experiencia de la enfermedad de su esposa: “Un día la enfermedad llamó a la puerta”, recuerda, “Se le detectó cáncer. Le tuvieron que hacer una histeroctomía (…) siempre estábamos bajo la espada de Damocles”. El interprete aseguró que mantuvo la fe hasta el último momento: “Yo soy católico y creí que se iba a producir un milagro. Desgraciadamente no se produjo…y se me vino abajo todo”.

Entre recuerdos y quimeras, y mostrando en fotos el hogar que compartió con la artista, Morales afirmó que no piensa buscar nuevamente el amor, “No tengo ningún plan de rehacer de ninguna manera mi vida sentimental”. Como cantaba la mismísima Dúrcal, lo suyo fue un “Amor eterno”.

You May Like

EDIT POST