Scott Teitler
María Morales
January 03, 2005 AT 06:00 PM EST

La primavera tejía su encanto sobre Manhattan, NY, y la actriz colombiana Paola Rey y su novio, el también actor y cantante Jorge Cárdenas, no eran inmunes a los cielos despejados, los árboles en flor y la lucha climática entre los fríos vientos del norte y la cálida brisa de un verano aún por estrenar. Sentados en el segundo piso de un restaurante italiano cerca del Parque Central en mayo, la pareja disfrutaba el momento tras haber estado separada por más de un mes debido a compromisos laborales.
De pronto, Cárdenas se puso muy serio, tanto que asustó a Rey. “La verdad es que con vos es que quisiera pasar el resto de mi vida”, le dijo Cárdenas, quien hasta hoy jura y perjura que no fue hasta en ese preciso instante que decidió pedirle a Rey que se casara con él. “Casi me muero”, recuerda Rey, hablando por primera vez sobre sus próximas nupcias con PEOPLE EN ESPAÑOL. “Por supuesto le dije: ‘Sí’ “.
Ese sí le ha abierto un nuevo capítulo a la vida de esta actriz de 25 años, quien saltó a la fama internacional hace cinco en su papel de niñera en la novela La baby sister. De hecho, Rey es hoy toda una mujer con planes de formar un hogar y tener sus propios hijos. La boda con Cárdenas está pautada tentativamente para mediados de año en su natal Colombia. Aún falta escoger el lugar, el vestido, las flores. En fin, todo. Lo que sí es seguro es que los hijos vendrán “quizás en unos tres años”, asegura ella. Por ahora y hasta la fecha de la boda, lo que la tendrá de parto es su más reciente novela, La mujer en el espejo (Telemundo), donde Rey encarna a una joven quien por arte de magia es bella de día y poco agraciada de noche. “Más allá de tener una cara bonita, Paola tiene mucho talento”, dice Hugo León Ferrer, productor general de La mujer…. “Cuando la actriz es bonita y hace de bonita, pues no hay chiste. Pero una actriz bonita haciendo de fea –y de un modo creíble– eso sí es difícil y allí ella demuestra el don que tiene”.
Rey, a su vez, asegura estar con las manos llenas de dones tanto en su vida laboral como personal. “Si Dios me dijera en este momento: ‘¿Tú quisieras esto para toda tu vida?’, yo le diría: Sí”, dice Rey. “Nunca había estado tan, tan, tan equilibrada, tan en paz y tan feliz”. La felicidad también se le sale por los poros a Cárdenas, quien despidió el 2004 no sólo con prometida, sino con un nuevo disco, Soy yo. “Este mundo de la televisión es tan vano, tan superfluo, tan lleno de mentiras, que encontrar algo tan bello como lo nuestro es increíble”, dice Cárdenas, oriundo de Cali. “Mi familia adora a Paola, y la suya me ha adoptado. Yo a veces le digo a Paola por molestarla que estoy con ella por su mamá. Estoy enamorado de esa señora, de esa familia y de ella ni se diga. Es una bendición”.
La novela, y su temática, le ha caído a Rey como anillo al dedo. Interpretar a la bella Maritza y la menos bonita Juliana le dará la oportunidad de demostrar que su talento va más allá de su físico, asegura la actriz. “Yo, Paola, tengo de las dos, no soy ni fea fea ni bonita bonita, soy algo en la mitad”, dice convencida. Y agrega: “Creo que el 99 por ciento de nosotros tenemos fobia a nosotros mismos, a los espejos, a vernos como somos. La única forma de estar un poquito en paz, es tener seres que te quieran al lado y aceptarnos a nosotros mismos. Sí, siempre hay gente más bonita, más fea, más alta, más bajita, ¿y qué? Cuando uno empieza a aceptarse es cuando comienza a amarse”.
Su propio proceso de aceptación comenzó cuando Rey se dio cuenta que no crecería más allá de sus 5’4″ y, por tanto, una carrera en modelaje sería un imposible para ella. Desde los 16 años, sin embargo, la actriz encontró su lugar en la televisión en series como Fuego verde, ¿Por qué diablos?, La baby sister y Pasión de gavilanes. Parte del éxito de Rey, afirma su amiga y representante Maricela Marulanda, se debe a que toma muy en serio lo que hace. “Los actores cuando están bien centrados y tienen los pies sobre la tierra como ella llegan muy lejos”, dice Marulanda. Agrega Juan Alfonso Baptista, su coprotagonista en La mujer en el espejo: “Es muy buena onda. Y muy conversadora. Bastante conversadora. Extremadamente”.

Lea esta historia completa en la nueva edición de PEOPLE EN ESPAÑOL, que ya está a la venta.

You May Like

EDIT POST