20th Century Fox
Andrés Martínez
June 13, 2008 AT 10:00 AM EDT

La crisis por la que atraviesa el mundo, la desconfianza de unos con otros, la paranoia colectiva y la falta de conciencia y respeto por la naturaleza, fueron algunos de los elementos en los que pensó el director de The sixth sense, M. Night Shyamalan al escribir, producir y dirigir The Happening, la cinta que con gran expectativa se exhibe desde este viernes en las salas de cine y que pretende transmitir un mensaje urgente para salvar el planeta.

“Esta película es algo que va más allá de la fe y de cualquier filosofía, pues es una manera de mostrar dónde está en este momento la humanidad y es una forma para cuestionarse las propias creencias sobre la vida”, dijo el director de 37 años, en el Hotel Ritz Carlton de Nueva York, a pocas cuadras de donde se grabó la primera escena de su película en Central Park.

Y no es que la película sea precisamente una historia de esperanza. Por el contrario, a través de escenas crudas y hasta sangrientas, Shyamalan quiere mover las entrañas de los espectadores para que piensen en lo que está haciendo la especie humana. “Lo que queremos es un impacto y por ello en la película presentamos muchos momentos viscerales cargados de violencia que eran necesarios, pues si la hubiéramos hecho clasificación G (para público general) y sin restricciones no hubiera tenido ese efecto”, agregó el también productor.

Pero no solo Shyamalan defiende su historia. La actriz Zooey Deschanel, quien interpreta a una terapeuta, dijo que la película pone a temblar en la profundidad del pensamiento a quienes la ven. “Se trata de esa lucha interna por encontrar la forma correcta de ser”, comentó. “Es una formulación de la valentía, pero entendida no como el hecho de no tener miedo sino como la capacidad de hacer algo y actuar bien en situaciones de miedo”, aseguró por su parte, John Leguizamo, quien personifica a un maestro de matemáticas. “Cuando leí el guión acepté porque entendí que con este proyecto tenía algo que decirle al mundo y me gustó por eso, porque a veces hay películas que no tienen nada que decir y esta va más allá”, agregó.

Por su parte, Mark Wahlberg, quien interpreta al maestro de ciencia que trata de descubrir el secreto detrás del misterioso ataque en la historia, dijo que The Happening no es otra cosa que un grito para que la gente revise la propia vida y rete la fe. Tanto Shyamalan como los demás protagonistas del filme, consideran que lograron su objetivo, hacer un filme bueno que de paso crea conciencia, pero será el público el que tenga la última palabra y les lance flores por su acierto o dardos por semejante locura.

You May Like

EDIT POST