Europa Press/Europa Press via Getty Images
Joaquim Utset
January 11, 2016 AT 06:38 PM EST

La infanta Cristina de Borbón, hermana del rey Felipe VI de España, se sentó este lunes junto a su esposo Iñaki Urdangarín entre los acusados la apertura del juicio de un caso de corrupción que ha sacudido la monarquía española y contribuyó a la abdicación de su padre, el rey Juan Carlos.

En un hecho sin precedentes, la infanta acudió como imputada por evasión fiscal a la primera jornada del juicio contra su esposo que se abrió en un tribunal de Palma de Mallorca en una causa conocida como el caso Nóos en la que hay otras 16 personas imputadas.

FOTOS: La proclamación del rey Felipe VI

Según la acusación, Cristina contribuyó a ocultar los ingresos que consiguió una entidad de Urdangarín mediante la desviación de unos $6.6 millones de fondos públicos entre 2004 y 2007 con la complicidad de importantes políticos y cargos públicos ansiosos de codearse con miembros de la familia real.

De ser encontrada culpable al final del juicio, que podría demorarse 6 meses, podría ser condenada a una pena de ocho años de cárcel.

Vestida por completo de negro, la infanta ingresó en la sala del juicio acompañada de su esposo y en medio un amplio dispositivo de seguridad, además de entre los gritos de manifestantes partidarios de la república.  

RELACIONADOS: El rey Juan Carlos abdica en favor de su hijo Felipe

Ambos han negado los cargos en su contra y Cristina, en particular, asegura que no se la puede hacer responsable de las actividades de su esposo. En una vista previa al juicio, contestó 188 veces “no lo sé” y en 55 “no lo recuerdo”, según la prensa española.

El caso ha supuesto un grave dolor de cabeza para la Casa Real desde que se destapó hace seis años, en medio de una grave crisis económica, y agravó la amplia desconfianza de la opinión pública hacia todas las instituciones a causa de los contínuos casos de corrupción en todos los ámbitos de la vida pública del país.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Desde entonces, la pareja perdió el título de duques de Palma y el padre de la acusada, Juan Carlos, cedió el trono a su hijo Felipe en un intento de frenar la erosión de la imagen de la monarquía.

You May Like

EDIT POST