ALEPPO MEDIA CENTER/picture-alliance/dpa/AP Images
Celeste Rodas de Juárez
August 18, 2016 AT 05:16 PM EDT

Muy contra su voluntad, el pequeño Omran Daqneesh se ha convertido este jueves en el rostro del horror que se vive a diario en la interminable guerra civil siria.

Una foto suya sentado en una ambulancia, ensangrentado y totalmente cubierto de polvo, con confusión en la mirada ante lo que le había pasado, ha conmocionado a la opinión pública mundial por la combinación de inocencia y brutalidad que reúne.

El niño de 5 años acababa de ser rescatado de entre las ruinas de la casa en la que vivía su familia en Aleppo, que acabada de ser bombardeada, según CNN.

Pese a que la vivienda quedó destruida, tanto el pequeño como sus familiares milagrosamente sobrevivieron a las bombas que activistas rebeldes atribuyeron al régimen sirio y a sus aliados rusos, que tratan de conquistar la sitiada ciudad del norte del país en manos de los rebeldes.

En un dramátivo video que también capta la noche de terror que vivió Oman se ve como un rescatista lo carga hasta la ambulancia y lo deposita en un asiento naranja, sin zapatos, completamente cubierto de polvo y sangre en el lado izquierdo de su frente. No llora ni grita, mira hacia adelanta como perdido. Su único gesto es pasarse la mano por la zona herida.

“Estaba connmocionado”, le dijo a CNN un portavoz del Centro de Prensa de Aleppo.  

 

 

Activistas sirios y defensores de los derechos humanos señalaron que la foto de Omar es un pequeño testimonio de la tragedia que vive la población civil siria desde el estallido del conflicto armado en 2012, luego de que el régimen gobernante reprimiera con violencia las demandas populares de democracia.

Al menos 250,000 personas han perdido la vida desde entonces, miles de ellas menores de edad, mientras que otros 11 millones se han visto desplazados de su hogares a causa de la violencia. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN 

Precisamente la impactanta imagen del inocente Omran sentado en la ambulancia recuerda la captada el pasado septiembre del cadáver en una playa turca del pequeño Alan Kurdi, que se ahogó tratando de huir del horror en que está inmerso su país.   

 

You May Like

EDIT POST