STRINGER/AFP/Getty Images
Celeste Rodas de Juárez
October 28, 2016 AT 08:37 PM EDT

Su fotografía hace dudar de que alguien con ese aspecto pueda estar con vida.

El cuerpo esquelético que muestran las imágenes parece pertenece al de una anciana en las puertas de la muerte, pero en realidad se trata del de una joven de 18 años. Saida Ahmad Baghili, a causa de su avanzado estado de desnutrición, se ha convertido prácticamente en un cadáver y testimonio del horror que vive Yemen, un pequeño país en la península de Arabia.

Postrada en la cama de un hospital de la ciudad de Al Hudayda, cerca del mar Rojo, la joven no puede comer debido a la gravedad de su desnutrición y solo es capaz de consumir jugos, leche y té.

RELACIONADO: Impactantes imágenes de un niño de Aleppo víctima de los bombardeos le pone rostro al horror en Siria

Según la agencia Reuters, Baghili se enfermó hace cinco años, pero el estallido del conflicto entre el Gobierno yemení apoyado por Arabia Saudita y los rebeldes respaldados por Irán agravaron extremadamente si situación. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN 

«El problema es la malnutrición causada por la situación financiera y la actual guerra», explicó a la agencia Asma Al Bhaiji, enfermera del hospital. 

Lamentablemente su caso no es aislado. Unos 14 millones de personas, más de la mitad de la población de Yemen, casi no tienen acceso a alimentos, por lo que Naciones Unidas ha advertido que la mayoría del país se encuentra al borde de la hambruna. Al menos 10,000 personas han muerto en esta guerra. 

 

 

You May Like

EDIT POST