The Grosby Group
People Staff
February 20, 2007 AT 12:30 PM EST

El comportamiento que ha tenido Britney Spears desde que anunció su divorcio de Kevin Federline ha ido del escándalo a la confusión total, y el único logro que ha tenido en estos días es haber dejado en el pasado las polémicas imágenes donde aparece sin ropa interior sólo para reemplazarlas por aquellas donde aparece rapándose la cabellera. Aquí te presentamos un recuento de lo que ha sido la vida de la estrella del pop en los últimos días.

MARTES 13 La ex asistente personal de Spears, Felicia Culotta, dio una clara señal de que las cosas andaban muy mal en la vida de la artista. En una carta que envió a Hollywood.com expresó su frustración por no poder ayudarla. “No puedo convencerla de ninguna forma de amarse a si misma. No puedo salvarla de ella misma y tampoco puedo hacer que se integre a un programa de tratamiento contra su voluntad”, expresó. En algún momento de esa semana Spears ingresó al centro de rehabilitación Crossroads Centre del cantante Eric Clapton en Antigua, pero después de sólo un día se retiró y regresó a Los Ángeles.

VIERNES 14 A horas de haber regresado al país, Spears llegó al salón de belleza Esther’s Haircutting Studio, donde le solicitó a la dueña del local, Esther Tognozzi, que le rapara la cabellera. Como la peluquera dudó, la cantante tomó la rasuradora  y, a vista y paciencia de un grupo de paparazzi que la fotografiaban desde la calle, se rapó. De acuerdo a Tognozzi, al verse calva la cantante dijo: “Mi mamá se va a escandalizar” y luego sonrió a los fotógrafos. La próxima parada de la cantante fue una tienda de tatuajes donde se realizó dos tatuajes, uno en su cadera y otro en la mano.

DOMINGO 16 El no tener pelo no fue suficiente para que a la artista se le quitaran las ganas de salir de fiesta. Spears llegó a eso de las 11PM con una peluca rubia y gafas al club The Roxy en West Hollywood. De acuerdo a declaraciones de un testigo a PEOPLE, nadie notó la presencia de la estrella en el recinto, quien se ubicó junto a sus amigos en el área vip del local, donde un grupo de jóvenes hacían karaoke. Tras una hora y media, Spears se retiró luego de que uno de los presentes escogiera cantar la canción “Baby One More Time”. Muy paradójico. 

You May Like

EDIT POST