Alo Ceballos/GC Images
Alexander Mabry
January 14, 2015 AT 06:13 PM EST

La ausencia el pasado fin de semana de Joe Giudice en la sala de visitas de la prisión donde se encuentra su esposa Teresa, una de las estrellas de The Real Housewives of New Jersey (Bravo), hizo que surgieran especulaciones que apuntarían a que quizá no le está permitido debido a su propia condena. 

“A las personas con historial criminal normalmente no se les permite visitar a los reclusos”, explicó una fuente a la revista People,aunque la decisión final depende de los responsables de seguridad de la prisión.

FOTOS: Cuando las estrellas ‘posan’ para la policía

“Probablemente hagan una excepción porque se trata de su esposo y tienen hijos en común”, añadió la fuente. “Pasa todo el tiempo. Un cónyuge que también ha sido condenado por un delito habitualmente se le permiten las visitas”.

FOTOS: En qué andan los famosos

Dicho esto, otros miembros de la familia o amigos con un historial delictivo no obtendrían la aprobación necesaria, al igual que cónyuges que hayan testificado en contra el uno del otro, según la misma fuente.

En cualquier caso, los permisos para familiares directos tampoco son instantáneos. “Es poco común que puedan visitar el primer fin de semana. No es un proceso automático. Puede tomar hasta dos semanas en procesarse el permiso. Especialmente en este caso que el sistema de control está tan atareado, ya que también está ahí la prisión de hombres”.

Amigos y familiares no directos deben pasar un proceso más exhaustivo y riguroso para poder visitar a un recluso. “Teresa debe darles una lista de personas que ella quiere que la vaya a ver”, afirma la fuente. “A los que se les realiza una verificación de atencedentes”.

Mientras Teresa, de 42 años, que debe permanecer tras la rejas hasta el 6 de febrero de 2016, pasó su primer fin de semana en la cárcel, Joe, de 44, fue visto llevando a sus hijas Gia, de 13, y Milania, de 8, al concurso de animadoras a un concurso de animadoras, según reportes.

La pareja ha puesto a la venta su enorme mansión que él y Teresa compartieron estaba valorada en $3.9 millones aunque su valor ha sido reducido a $2.9 millones.

FOTOS: 30 instantáneas de los famosos en Instagram

A pesar de la escasez de visitantes durante su primer fin de semana, Teresa envió algunos e-mails diciendo que “estaba bien” y se estaba acostumbrando poco a poco a su nuevo hogar. Pero puede que no le sea posible seguir enviando tantos e-mails, apunta la fuente.

“Hay un límite en el número de emails que un recluso puede enviar al día. Ella ha tenido mucho tiempo libre durante su primera semana porque todavía no se le ha asignado un trabajo”. 

Teresa fue sentenciada a ir a prisión el 2 de octubre del año pasado después de declararse culpable de fraude en bancarrota y conspiración para cometer fraude postal.

Cuando haya cumplido su condena, Joe deberá pasar 41 meses en prisión por los cargos de fraude a los que se sumarán 12 más por no realizar su declaración de impuestos de 2004. Además, dado que Joe no es ciudadano estadounidense, existe la posibilidad de que sea deportado cuando termine su condena.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST