Getty Images
People Staff
May 04, 2006 AT 11:00 AM EDT

Cuando en febrero de este año Adamari López llegó a la sesión fotográfica de PEOPLE EN ESPAÑOL para enseñar al mundo su nueva imagen, no sólo estaba mostrando su incipiente cabellera, la recuperación de los invasivos tratamientos contra el cáncer del seno, sino también el espectacular anillo de diamante que le regaló su prometido, el cantante Luis Fonsi. “Sí, me caso”, dijo López antes de someterse a una de las últimas operaciones que le pondrán punto y final a la odisea que ha vivido.

¿Sorpresa? Para nada. La pareja se ha ganado titulares, primero gracias a su soñado romance, y luego cuando López anunció por lo que iba a pasar. La manera en que ambos enfrentaron la enfermedad dejó al público impresionado. A más de un año del diagnóstico y a meses de que la estrella de novelas como Amigas y rivales y Mujer de madera se sometiera a una mastectomía radical, varias quimioterapias y perdiera el cabello, López y Fonsi por fin están a punto de dar el sí.

A pesar de que la vida parece sonreírles nuevamente, una mala noticia ha empañado la felicidad que rodea a esta esperada boda. El 10 de mayo pasado, en una conferencia de prensa en Puerto Rico, López confesó que su madre, Vidalina Torres, tiene problemas de salud. Sin tener muy claro qué es lo que aqueja a su mamá, la actriz contó que la ceremonia sigue adelante. “Mi mamá me dijo anoche que no importa lo que pasara, ella quería que la actividad se llevara a cabo tal y cual estaba planificada y así va a ser”, contó en esa ocasión. Consultada hace unos días por PEOPLE EN ESPAÑOL acerca de la salud de la señora Torres, la oficina de la actriz comentó que ella “está estable en reposo para asistir a la boda de su hija”.

Más allá de los problemas por los que ha pasado la pareja espera feliz su gran día. “¿Quiero encargarme de todo”, dijo López hace unas semanas a PEOPLE EN ESPAÑOL. “Me voy a ocupar hasta del último detalle”. El novio no planea quedarse de brazos cruzados. Ya ha contado a algunos medios que él es el encargado de la luna de miel y que el destino elegido no sólo será sorpresa para la prensa y los invitados, sino también para la novia. ¿Una pista? Será en un lugar cerca del mar.

La boda, que se celebrará el 3 de junio en la iglesia San José de Villa Caparra, en Guaynabo, PR, contará con más de 300 invitados. Y no habrá uno, sino dos vestidos. “Tengo uno que ya me compré, por si acaso, pero el diseñador Gustavo Arango me está diseñando uno”, cuenta la novia. La fiesta será en un hotel de San Juan y los invitados tienen estrictamente prohibido llevar cámaras de foto o vídeo.

Mientras tanto, el cantante, que el miércoles pasado participó en Los Ángeles en el concierto Colombia sin minas junto a Juanes, planea despedir su soltería en Las Vegas, donde él no tiene intenciones de caer en tentación. “Mi chiquita es espía del FBI, me tengo que portar bien. Aunque sea en Las Vegas me tengo que portar bien”, señaló a un diario local.

Mientras la lista de invitados sigue creciendo y se espera que asistan un gran número de celebridades, Adamari y Fonsi por fin tendrán su final feliz.

No se pierdan todos los detalles de la boda en la edición de agosto de PEOPLE EN ESPAÑOL.

You May Like

EDIT POST