Notimex
People Staff
September 14, 2010 AT 01:00 PM EDT

La agrupación regiomontana Kinky acaba de entablar una demanda contra la actriz y cantante Susana Zabaleta, y ahora deberán verse las caras en los tribunales mexicanos.

El grupo liderado por Gil Cerezo, ex de Ely Guerra, demandó a Zabaleta, de 43 años, porque la cantante utilizó el nombre de la banda sin su permiso para promocionar su más reciente espectáculo.

“Es intención de Kinky hacer saber a los medios de comunicación y a sus seguidores que estas acciones únicamente tienen como finalidad el que su propiedad intelectual sea respetada, y no tienen ninguna intención de lucro o beneficio económico alguno”, señaló Kinky en un comunicado de prensa.

Los músicos aseguraron que aunque intentaron arreglar las cosas de manera pacífica con la actriz, nunca recibieron respuesta por parte de ella ni de sus representantes y decidieron llevar el caso ante los juzgados.

Por su parte, Zabaleta convocó a una rueda de prensa, a la que acudió acompañada de su representante y su abogado, explicando que jamás pretendió colgarse de la fama del grupo para promocionar su show, al cual no le cambiará el nombre.

“Durante la demanda se dijo que la compañía de Susana Zabaleta se negó a negociar, pero quiero decirles que hay una relación de armonía y de respeto con SeiTrack, la compañía disquera del grupo, con la que establecí comunicación. Ellos decidieron ponerse al margen de la relación y solicitamos hablar con los abogados, que consideraron que no había necesidad de llegar a un acuerdo con nosotros”, explicó el abogado de Zabaleta.

La actriz que recientemente participó en Fuego en la sangre dijo estar molesta con Kinky: “Me sacó mucho de onda cuando los Kinkys se habían enojado conmigo, pero gravemente hay un fragmento en el comunicado, en el que su abogado escribe que me quiero colgar de su fama internacional utilizando el nombre de Kinky. Me ofendió mucho, yo siento que fue muy fuerte para mí que alguien diga eso; mi público no tiene nada qué ver con su concepto y nunca he hecho nada en su contra, sólo he utilizado una palabra que data de los años veinte”.

Cabe aclarar que Kinky no pide remuneración económica, sólo que Zabaleta deje de usar su nombre. Pero la actriz aseguró que si lo hace, sería aceptar que no existe la libertad de expresión en México, pues la palabra kinky no es exclusiva del grupo.

You May Like

EDIT POST