Cortesía 'Vogue'
jclar
March 26, 2014 AT 08:41 PM EDT

Aunque la portada de Vogue con Kim Kardashian y Kanye West está en boca de todos, Kardashian admitió que no había estado segura de que su foto acabaría en la portada de la revista. 

“Sabía que las fotos iban a ser publicadas, claro”, dijo Kim, de 33 años, “pero no sabía que iba a estar en la portada. Me siento tan honrada”, expresó Kim durante su visita al programa Late Night with Seth Meyers (NBC) el martes.

RELACIONADO: James Franco y Seth Rogen parodian la portada de Vogue de Kim Kardashian y Kanye West

La socialité explicó que la sesión de fotos era ultrasecreta, y ni siquiera le había contado a sus hermanas al respecto. “Ellas estaban sospechando algo”, dijo. “Mi mamá lo sabía porque usamos parte de su casa [para las fotos], pero les dije que era para algo de Kanye. No soy muy buena manteniendo secretos”.

RELACIONADO: El trasero de Kim Kardashian, objeto de un serio debate en un diario español

En cuanto a su hija de 9 meses, North, Kim explicó que la foto familiar en el sofá tuvo sus complicaciones. “North se orinó encima de Kanye mientras tomaban la foto. Me lo estaba tratando de decir. Tuve que levantarme y limpiarlo”.

Aunque la portada haya causado polémica, Kardashian dijo que ella y su novio se sienten orgullosos de ser pioneros. “Kanye es el primer rapero, yo soy la primera estrella de la telerrealidad, y somos la primera pareja interracial [en estar en la portada]”, expresó.

A Kim le encantó elegir entre los elegantes trajes de diseñador que le ofrecieron para las fotos, incluyendo el modelo de Lanvin que luce en la portada. “Me sentí como Carrie Bradshaw, pero en la vida real”.

A pesar del hermetismo que permeaba a la fotos, hace un mes, informantes de la industria le habían dicho a People que Kim pronto estaría en la portada.

You May Like

EDIT POST