AKM GSI/The Grosby Group
Alexander Mabry-Paraiso
November 13, 2015 AT 02:19 PM EST

Kim Kardashian no está disfrutando de su embarazo, es más, “lo odia”.

Al menos eso se desprende de las palabras de la socialité durante una entrevista con E! News, para promover su show Keeping Up With The Kardashians (E!).

FOTOS: La evolución de Kim Kardashian

“No creo que el embarazo y yo estemos deacuerdo el uno con el otro”, dijo Kim. “Sabes, ha sido muy duro quedarme embarazada por lo que me siento bendecida, y al final del día merece la pena un millón de veces”, afirmó.

Aunque la socialité no se quedó ahí: “no me estoy quejando, estoy siendo honesta. Lo odio. El embarazo no es para mí… He oído historias de lo maravilloso que es el embarazo por parte de mi madre y Kourtney y ese no es mi caso. No me voy a sentar aquí y mentir actuando como si fuera la experiencia dichosa. Es terrible”, añadió Kim.

FOTOS: North West, sus dos añitos de vida

A pesar de las quejas, la Kardashian no está preocupada por el aumento de peso. Sin ir más lejos, el pasado 10 de noviembre, Kim compartió en twitter que había subido 52 libras.

“Hoy he llegado a las 52 libras. Y me quedan seis semanas todavía”, escribió orgullosa.

“Es mi realidad y yo siempre soy superhonesta”, expresó la mamá de North West. “La última vez gané 50 libras y di a luz por estas fechas… Así que ahora llegué a 52 libras y todavía me quedan, qué, ¿seis semanas? Definitivamente estoy un poco nerviosa, pero lo estoy disfrutando. He empezado a comer lo que me apetece… Disfruto con el reto de volver a mi estado de forma, así que no me preocupa”.

Según la estrella de televisión, la razón de su mayor subida de peso es que su bebé es más grande esta vez. 

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

<iframe src="http://“>www.eonline.com/videos/embed/242558″ width=”610” heigh…

You May Like

EDIT POST