Televisa
José R Pagán
November 15, 2011 AT 10:44 PM EST

 
Kika Edgar lo ve ahora todo muy diferente. Tras culminar en México su participación en la telenovela La fuerza del destino (Televisa), siente que realizó uno de los personajes más completos de su carrera. Cada vez que se encendían las cámaras, se convertía en Carolina, una joven ciega. Y fue ahí, en la piel de quien no cuenta con sus ojos para percibir el mundo, que encontró un nuevo punto de vista.
 
Este trabajo actoral le abrió muchos caminos de exploración, de adentrarse a un mundo que no conocía. “Te fomenta el ser un poco más perfecta en cuestión  de tus actuaciones, para que sean creíbles y verdaderas. Lo que quería lograr era que los espectadores se pregunten si de verdad estoy ciega o no”, indicó.
 
Ser ciega es uno de los retos que presenta la interpretación de Carolina, pues tiene una mirada muy característica, una forma peculiar de movimientos. En ella cambia todo lo externo, cómo camina, cómo toca un vaso, cómo despierta sus sentidos.
 
Pero lo más difícil, asegura la actriz, es siempre lo interno. “Tuve contacto con personas invidentes para conocer su mundo, su historia, su interior. Son personas que viven en la sombra, no tanto la que les provoca la falta de la visión, es más que nada de la gente, porque a veces no hay una apertura para tener contactos con estas personas, para aceptarlas tal y como son, para saber que son personas comunes y corrientes, con los mismos derechos que uno y que pueden ser el mejor papá, esposo o amigo”, agregó.
 
Tan compenetrada estuvo con su actuación, que Edgar llegó a plantearse lo que pasaría si no tuviera algún sentido. Sin embargo, eso se llega a quedar un poquito de lado, pues su forma de trabajo se centra más en la creación de un personaje,  sin aplicar tanto lo que sentiría en su carácter personal.
 
Respecto a la historia de La fuerza del destino, la también bailarina dijo que Alex, el niño que interviene en la historia, es la vida misma de Carolina.
 
“Sin él no vive. Es el único apoyo que ella siente. A pesar de lo fuerte y, entre comillas, lo decidida que  es, en realidad es muy vulnerable. Siente que se le acaba el mundo, por eso no quiere que se lo quiten. Es una necesidad, una obsesión por tener el niño a su lado. Sin embargo, acepta con mucho trabajo el que se vaya a vivir con otra persona. Alex es y siempre será su hijo”, planteó.
 
Por otro lado, dijo que Carolina pasa de ser un personaje lindo y amable, a uno que en algún momento llegan a odiar. “No quiere decir que sea mala, es que las circunstancias de la vida le hacen tomar unas decisiones que no son las más adecuadas”, aclaró. “Suceden algunas cosas que la hacen recapacitar y tomar una decisión muy importante en su vida”.
 
Tras varios meses intensos de grabaciones, Edgar recibe ahora proyectos que le llevarán al cine y al teatro. Además, presentará su cuarta y quinta producción discográfica. La primera de ellas lleva por nombre “Broadway” y agrupa 13 temas representativos de los principales musicales a nivel internacional. La otra, que estará lista el año próximo, consta de temas inéditos. Los compositores trabajan ya un disco “hecho a la medida”.

You May Like

EDIT POST