getty images
People Staff
February 28, 2007 AT 03:00 PM EST

Kevin Federline parece ser el artífice tras el abrupto regreso de Britney Spears a rehabilitación. Una fuerte cercana a la pareja aseguró a PEOPLE que el aún marido de la reina del Pop amenazó a la cantante con ir a los tribunales y pedir la custodia de los hijos de ambos si ésta no volvía de inmediato a Promises, la clínica de desintoxicación en Malibú, CA., donde Spears se encuentra desde el jueves pasado.

La amenaza, al parecer, precipitó la decisión de Spears de volver al centro de salud, tan sólo 24 horas después de haberlo abandonado.

“Kevin está trabajando muy de cerca con [la madre de Spears], Lynne, para que Britney comprenda lo importante que es que ella reciba ayuda”, declaró un amigo de la familia. Los pequeñines, Sean Preston (17 meses) y Jayden James (5 meses) permanecen bajo el cuidado de Federline, quien este mes cumple 29 años. Pero, según amigos cercanos al rapero, a él “le encantaría que [Spears] se quede con los niños porque él piensa que ella es una buena madre”.

El viernes 23, un día después de que la cantante reingresara a la exclusiva clínica, Federline la visitó por una hora; al día siguiente, volvió, esta vez acompañado de sus dos hijos y de la madre de Spears. Se espera que la cantante pase al menos 45 días en el centro de rehabilitación.

You May Like

EDIT POST