Chris Jackson/Getty Images
Alexander Mabry
September 15, 2014 AT 01:30 PM EDT

Para Kate Middleton y el príncipe William ser los padres del príncipe George significa estar siempre despiertos y muchas veces cubiertos en puré de banana, guisante, zanahoria o algo peor.

Así que cuando la pareja se detuvo para almorzar hace unas semanas en la posada Old Boot, situada en Bucklebury, Inglaterra, la duquesa y su esposo disfrutaron de un rato de calidad a solas, lejos de su pequeño diablillo de 14 meses.

FOTOS: El primer año de vida del príncipe George

“Kate lucía mejor que nunca y estaba muy habladora”, dijo un testigo a la revista People.

“La gente se acercó para hablar con ellos y se mostraron de buen humor. Los dos parecían muy felices”, añadió. 

Ahora todo el mundo sabe el porqué. 

William y Kate revelaron el 8 de septiembre la noticia del segundo embarazo de la duquesa de Cambridge, otro príncipe o quizá una princesa. 

Al igual que durante la gestación del príncipe George, el matrimonio no pudo elegir el momento que quería para anuciar la buena nueva: Kate sufre de náuseas y mareos una vez más, los mismos que la llevaron al hospital en los primeros días de embarazo de su primogénito.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST