Pool/Samir Hussein/WireImage
Isis Sauceda
April 15, 2014 AT 09:08 PM EDT

Luego de que el príncipe William insinuara la llegada de un segundo hijo durante su viaje oficial por Australia y Nueva Zelanda, su esposa, Kate Middleton, se encargó de acallar los rumores el pasado domingo de una manera muy directa: bebiendo alcohol.

La duquesa de Cambridge asistió a una degustación de vinos en Queenstown, Nueva Zelanda, en donde disfrutó de un par de copas de vino, según los enólogos.

FOTOS: Los duques de Cambridge frotan narices con los dignatarios de Nueva Zelanda

“[Kate] estaba realmente disfrutando poder beber después de dar a luz al bebé George”, comentaron a la prensa los encargados del lugar.

El príncipe y su esposa recorrieron los viñedos, donde el propietario John Darby les explicó cómo controlan el clima de las uvas y su proceso.

“Creo que la Duquesa estaba más interesada en la jardinería. Parecía bastante conocedora sobre las enredaderas y el proceso de podar”, dijo Darby.

Luego de su recorrido por los viñedos, la joven pareja se paseó por el río Shotover de Queenstown, en jet acuático.

You May Like

EDIT POST