Getty Images
People Staff
October 11, 2005 AT 06:00 PM EDT

TELÉFONO DESCOMPUESTO Kate del Castillo negó que vaya a participar en Apocalytpo, el nuevo filme de Mel Gibson, como había comentado su familia. “Es una mala información filtrada”, dijo la actriz. “La información la malinterpretó un reportero de una agencia de noticias de México, ya que estaba entrevistando a mi padre y él le dijo que fui a hacer un casting con Mel Gibson, pero yo lo tomo como cualquier otra audición”, subrayó. Del Castillo no comentó sobre las declaraciones hechas por su madre, Kate Trillo, quien exclamó que su hija estaba “contentísima” tras charlar con Gibson y que éste “manifestó que estaba muy interesado en su trabajo”. Mmmm.

TRAGO AMARGO Todavía no se ha comercializado el vino de Luis Miguel y ya hay problemas. Según la empresa mexicana Bodegas de Santo Tomás, ellos tienen el registro de un vino llamado Único (el mismo nombre que tendrá el de Luismi). “Nuestra marca está registrada en México, y en caso de que entre al mercado un producto del mismo rubro, con el mismo nombre, se está facultado para demandar”, declaró Araceli Anaya, portavoz de esa empresa. En caso de que el viñedo Ventisquero, productor del vino del astro mexicano, decida comercializar el vino tendrá que negociar una licencia con su par mexicano o pagar una indemnización del 40 por ciento de las ganancias generadas.

BERRINCHE Las diferencias entre Javier López, Chabelo, y Televisa han quedado zanjadas. Tras el enojo del actor y la amenaza de renunciar a su propio programa, En familia con Chabelo, ha llegado la paz con Televisa. “Ya quedó atrás el malentendido, todo se arregló y el programa seguirá con normalidad desde este domingo, de 7 a 10 de la mañana”, declaró el animador a un noticiero mexicano. “Nunca hubo desacuerdo, sólo fue un ajuste comercial, los tres programas anteriores se transmitieron media hora más temprano, pero a partir de este domingo volverá a su horario normal”, comentó un ejecutivo de Televisa al diario Reforma. Todo sea por los niños.

HACIA ADELANTE Joaquín Sabina se presentó en el programa La noche del 10 de Diego Armando Maradona, donde confesó haber pasado por una gran depresión. “He estado un poquito tristón, deprimido, pero ahora estoy eufórico”, dijo el intérprete, quien pasó los dos últimos años padeciendo un mal estado anímico. “Vengo a celebrar que tú y yo estamos vivos, y flacos”, bromeó Sabina con Maradona, haciendo un guiño a la adicción que ambos padecieron a la cocaína.

You May Like

EDIT POST