Getty Images
mprieto
September 14, 2014 AT 09:44 PM EDT

Kanye West ha generado controversia este fin de semana cuando, durante su último concierto en Australia, el cantante paró su concierto para pedir al público que se pusiera en pie o no podía seguir cantando.

“Solo si tienen un boleto de discapacitado, y permisos de parqueo, y mier$% pueden quedarse sentados”, dijo.

Cuando el esposo de Kim Kardashian se dio cuenta que dos personas del publico no se ponían en pie, envió a uno de sus guardaespaldas a asegurarse de que eran discapacitados. Uno de ellos se quitó la prótesis de su pierna y la alzó cuando el resto del público pitaba.

West siguió quejándose y diciendo que nunca había tenido que esperar tanto para cantar una canción. Cuando su guardaespaldas le confirmó que el segundo discapacitado estaba postrado en una silla de ruedas, West continuó cantando.

La polémica no se hizo esperar cuando un asistente al concierto publicó el video del suceso en las redes.

Una fuente cercana al cantante dijo a People que lo hizo todo “sin malicia”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA PEDIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST