Charles Diaz
Isis Sauceda
July 27, 2016 AT 06:17 PM EDT

De niño, el actor de ascendecia puertorriqueña J.W. Cortés creció en una cuadra en la ciudad de Nueva York que la misma policía de su barrio llamaba Little Vietnam, “de lo malo que era”, recuerda este. Su hermano mayor se convirtió en uno de los líderes de la temida pandilla The Latin Kings, pero Cortés no quería seguir sus pasos y sus padres hicieron todo lo posible para ayudarlo. 

“Mami me agarraba la cara y me preguntaba: ¿Qué tú haces? ¿Qué vas a hacer con tu vida?”, recuerda Cortés, de 41 años, quien se unió a la Marina estadounidense y al salir se convirtió en policía de Nueva York antes de emprender una nueva vida como actor, hoy en la serie estadounidense Gotham (FOX). 

“Mi padre me [decía] cada día: ¿Tú piensas que tu hermano mayor o los que están en la calle son hombres verdaderos? El hombre verdadero se levanta a las 4:30 de la mañana y va a trabajar y cuida a su familia”.

RELACIONADO: Hijo de Robert De Niro tiene autismo

Empezaste tu vida en un barrio lleno de pandillas en Nueva York, te convertiste en soldado y luego en policía. ¿Cómo llegaste a ser actor y cantante?

En el 2003 fui uno de los infantes de marina que participó en la invasión de Irak. Ahí me di cuenta de que no estaba listo para morir. Pensé en mi madre, en mi papi, en las lecciones que siempre me dieron. Una cosa que me vino a la mente fue [que yo] realmente amaba actuar y cantar. Recé mucho, le pedí a Dios otra oportunidad. Le dije: ‘Dios, si me puedes salvar, si te puedes asegurar de que no muera aquí, nunca [volveré] a sentir que tomo la vida por sentado’.

¿Qué tan presente está en tu memoria tu experiencia en Irak para lograr lo que quieres hacer?

En la guerra la gente se muere, tristemente. Ahora comprendo lo que es perder a alguien. Tomar esas experiencias y usarlas en las artes no solo me ha hecho mejor actor, sino que me ha permitido ser un mejor ser humano. Lo que hago ahora [es hablar con los demás veteranos de guerra] para decirles que no tienen que sufrir solos. Soy uno de los veteranos afortunados que regresó a casa con mis piernas, mis manos, mis brazos, mis ojos. Tengo tanto que agradecer.

FOTOS: Mira en lo que andan los famosos

¿Crees en hacer que el mundo sea mejor?

Así es como vivimos por siempre en este mundo. Cuando mi hijo Jonah tenía como 20 meses, el doctor me explicó que estaba en el espectro autista. Me dijo que muchos [latinos] llegamos tarde a obtener ayuda. Me impactó tan duro que dije que tenía que hacer algo. [Tras recibir terapias, mi hijo] está en un salón de clases regular, es estudiante de honor. Hay esperanza y tenemos que buscar ayuda.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

———–

Para más información sobre el autismo, visita autismspeaks.org. Para más información sobre recursos para veteranos de guerra, visita gotyour6.org

Lee esta historia en TIME.com en inglés.


You May Like

EDIT POST