GV Cruz/WireImage
Isis Sauceda
October 07, 2014 AT 05:51 PM EDT

Para darle vida a su personaje en Hasta el fin del mundo (Univisión), el actor Julián Gil tuvo que cambiar su imagen, no sólo su manera de vestir, pero tuvo que bajar su musculatura. “Físicamente bajé unas libras”, cuenta el puertorriqueño a peopleenespanol.com. “Le hemos dado un look muy estilizado, muy empresarial, sofisticado. Pero a la vez, es [un hombre] muy ambiciosos, muy negativo, es un tipo malo”.

RELACIONADO: Vota por tus favoritos en las telenovelas

Tan malo, que el galán aseguró que jamás le había tocado interpretar un personaje tan malo, por lo que ha querido suavizar a Patricio Iturbide un poco con su propia personalidad pero le ha sido imposible. “Quisiera ponerle algo de [mi], pero se me hace imposible porque yo jamás en mi vida haría algo así [de lo que hace el personaje], ni con una persona, ni con una empresa, entonces si es complicado”, cuenta. “[Un] día le dije a un empleado de la fábrica ‘permiso’ y tuvimos que cortar la escena porque ni siquiera estaba en el libreo. Yo como Julián le dije [eso] y este tipo [mi personaje] es un déspota, todo mundo trabaja para él, tiene que estar a sus pies y él no le pide permiso a nadie”.

FOTOS: Los famosos en las redes sociales

En sus 23 años de carrera como actor, Gil confiesa que ha hecho de todo, pero ahora a la hora de aceptar algún proyecto intenta elegir aquellos de los cuales sus hijos se sientan orgullosos. “Yo hago todo en función de mis hijos, de mi familia, que se sientan orgullosos, esa es la meta más grande”, dice. “Siempre pido que me brinden proyectos que me brinden paz, que me den ganas de levantarme para irme a trabajar”. 

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST