getty images
People Staff
October 18, 2006 AT 04:00 PM EDT

Jennifer López y su ex marido Ojani Noa salieron mal parados de una audiencia realizada el martes en torno a la demanda que la cantante interpuso contra el ex mesero para impedir que publicara un libro con detalles privados de su vida matrimonial.

En la cita, a la que López envió a sus abogados, ambas partes debían presentar información para que el juez decidiera si el caso, (en el que la artista acusa a su ex de haber violado un acuerdo de privacidad al revelar detalles de su relación a un periódico), iría a juicio o sería enviado a un intermediario para intentar llegar a un acuerdo amigable. Para sorpresa de todos, el juez decretó que las partes no llegaron bien preparadas e interpuso una multa de $250 a cada una, suspendiendo la audiencia para el próximo 9 de noviembre.

“El acuerdo de parte de Jennifer nos llegó un poco tarde y lo que pasó es que yo no estuve de acuerdo con lo que ellos quisieron hacer (…) Me han puesto en una situación muy fea, en una cosa que yo no he hecho”, señaló Noa al programa Escándalo TV (Telefutura) tras afirmar que él no violó el acuerdo de privacidad firmado con su ex esposa. “Esa persona que violó el contrato no fui yo, porque primero, estamos en un país que es libre, [en el que] que tenemos el derecho de expresarnos siempre y cuando no mientas sobre esa persona y mucha gente sabe que lo que tengo que decir, si es del libro, va a ser verdad”, agregó. Como están las cosas un acuerdo amigable no se ve muy probable.

You May Like

EDIT POST