People Staff
January 10, 2005 AT 03:00 PM EST

Finalmente Juan Soler aclaró cuál es la verdad del estado de salud de su hija Mía. Después de que la pequeña permaneciera 10 días hospitalizada tras su nacimiento, una revista mexicana de espectáculos publicó que la niña estaba enferma del corazón.
“Fueron muy irresponsables en sacar una nota por obtener la exclusiva, ya que dijeron que mi hija tenía dextrocardia [cuando la mayor parte de la masa cardíaca está en el lado derecho]”, comentó molesto. En una conversación con la prensa, el actor argentino dijo que tanto su hija como su esposa Maki se encuentran “muy bien y esperamos que todo siga así”. La verdadera condición que padece la pequeña es de un situs inversus. “Vulgarmente se diría que ella tiene su cuerpecito como un espejo, todo lo que tiene que ir del lado derecho está del lado izquierdo, y del izquierdo en el derecho”, explicó el protagonista de Apuesta por un amor.
Después de consultar a tres doctores el actor está tranquilo ya que afirma que la condición de la pequeña no es grave. “No es ninguna anomalía, es algo muy normal, no es común, pero es normal, el desarrollo de ella va a ser totalmente normal”, afirmó.
Ahora que el susto pasó, la pareja está planeando unas largas vacaciones para disfrutar de la nueva integrante de la familia y seguramente ahí decidirán qué pasará con el bautizo, ya que tal como dijo Soler “Magdalena es judía, yo soy católico. Si queremos que haya un bautizo, ya nos sentaremos a platicar”.

You May Like

EDIT POST