Getty Images
June 24, 2005 AT 12:50 PM EDT

Sorprendido y tranquilo, así está Juan Gabriel luego de haber estado detenido alrededor de ocho horas en Chihuahua por una orden de aprehensión que se giró en su contra por el delito de “defraudación fiscal equiparada”.

“Creo que son momentos de confusión, porque nunca me dieron una notificación, fue algo así como un secuestro, tú pagas lo que piden y te dejan libre, así fue como me sentí”, explicó el cantante al diario Reforma. “Yo en todo momento me sentí sereno, porque no he matado, no he violado, no he robado”, agregó.

De acuerdo al artista, las causas de su detención se deben a su gran llegada con el público. “Yo pienso que es envidia, porque a mí me quiere mucha gente, me ama y bueno es recíproco, en cambio a ellos nadie los quiere”, explicó al periódico mexicano. Sin embargo, esta no es la primera vez que el Divo de Juárez tiene problemas con el tributarios. Hace cinco años se le acusó de evasión de impuestos sobre 16 millones de pesos (alrededor de $1.5 millones), por lo que el Servicio de Administración Tributaria remató algunas de sus propiedades. En 1994 y 1997 fue acusado por evasión fiscal en Estados Unidos.

Los hechos no afectaron el ánimo del ídolo mexicano, quien fue ovacionado durante el recital que ofreció en su ciudad natal tras haber sido liberado, y en Querétaro, donde actuó la noche del jueves. Sin embargo, el artista aún no podrá dar vuelta la página, ya que de acuerdo a declaraciones realizadas al diario El universal por el responsable de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales de la Procuraduría General de la República, Felipe de Jesús Muñoz, el artista “aún está sujeto a proceso y el juez séptimo de distrito resolverá su situación jurídica”.

You May Like