People Staff
November 03, 2009 AT 02:00 PM EST

Bastante sereno, pero sorprendido por la manera en que se enteró de que podría ser arrestado si no se presentaba a la corte de Las Vegas para responder por una demanda pendiente por presunto incumplimiento de contrato, Juan Gabriel acudió ayer a una audiencia en la Ciudad del Pecado para arreglar sus problemas judiciales y poder asistir a los Latin GRAMMY.

“Lo que no es ético es que me haya enterado de un posible arresto por lo que publicó un periódico. Me hubieran enviado un citatorio o algo formal y no de esta manera”, declaró el cantante de 58 años al Noticiero Univisión. “No es que me quieran hacer daño. Pienso que es un malentendido de parte de amistades extraviadas, pero nada más”.

En su cita ante el tribunal y con ayuda de un traductor, el Divo de Juárez negó que haya incumplido su contrato en el 2005 en un evento para celebrar los cien años de Las Vegas –como lo aseguran sus demandantes– y explicó que, aunque estaba en esa ciudad, le informaron que el concierto se había cancelado.

La jueza que maneja el caso le pidió al cantante presentar comprobantes migratorios para demostrar que estuvo en la ciudad y aunque no los llevaba consigo, presentó como testigo de su versión a la cantante Mariana Seoane, quien aseguró haber estado con él en Las Vegas el 6 de mayo del 2005.

“Vine como testigo porque hay que estar en las buenas y en las malas con los amigos y volé en avión privado con él de la Ciudad de México a Las Vegas y en mi pasaporte está el sello de cuando pasamos y por eso vine a dar mi voto de fe”, comentó Seoane.

Juanga aseguró que estará presente en el homenaje que le rendirá la Academia Latina de la Grabación (LARAS), que ha decidido nombrarlo Persona del Año y el jueves irá a la ceremonia de entrega de los premios para recibir “los cariñitos de parte de mis compañeros y amigos de la industria de la música”.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA DEL ARTÍCULO AL FINAL DE LA NOTA

You May Like

EDIT POST