La opinión/Via Newscom
People Staff
April 14, 2006 AT 04:00 PM EDT

José Manuel Figueroa no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados ante las calumnias que –según dice– ha levantado en su contra Miguel Calderón, hermano de la actriz Leticia Calderón (Valeria y Maximiliano), a raíz del accidente automovilístico que ambos encabezaron este miércoles en Ciudad de México, y en el que uno acusa al otro de agresión y violencia.

Según la versión de Figueroa, narrada al programa Escándalo TV (Telefutura), Calderón se impactó contra su camioneta y posteriormente lo atacó con spray de gas pimienta, por lo cual Figueroa regresó a su vehículo y huyó del lugar. Calderón asegura que Figueroa lo amenazó con un arma de fuego, sin embargo, el intérprete jura y perjura que él nunca ha portado armas. “Yo no tengo permiso”, asegura. Figueroa confía en que los testigos de los hechos podrán ayudarlo. Y por lo menos, un policía federal parece coincidir con el hijo de Joan Sebastián: “[Figueroa] jamás portaba un arma de fuego, nunca le ví un arma de fuego en las manos”, declaró el agente al programa La oreja (Galavisión).

En cuanto a la versión de que Calderón le ha puesto una denuncia en México, Figueroa no se amedrenta: “Yo no sé si el señor está midiendo las consecuencias [de una difamación]” dijo molesto el cantante. “En mi país es un gran delito las acusaciones falsas, por supuesto que vamos a luchar contra esto”, dijo, y señaló que no escatimará en recursos para castigarlo. “Yo lo quiero ver en la cárcel. Voy a usar todos los medios posibles. No me importa quién es él”. Que comience a temblar.

You May Like

EDIT POST