Getty images
People Staff
May 08, 2006 AT 01:15 PM EDT

Jorge Salinas pasó un tremendo susto el domingo cuando, en medio de la gira de la obra Aventurera por México, tuvo una peligrosa alza de presión arterial que lo obligó a regresar a Ciudad de México para recibir asistencia médica especializada.

“La gira tuve que suspenderla. Empecé a sentir dolor en el cerebro, un zumbido en los oídos. Desde el lunes tenía malestar, con el estrés y todo eso se agravó”, explicó el actor a la prensa, tras aclarar que no sufrió un preinfarto como muchos medios publicaron. “Sé que alguien mencionó que había sido un preinfarto. Si hubiera sido un preinfarto no me hubieran dejado subirme al avión”, recalcó a su llegada a la capital mexicana, donde enfatizó que fue sólo “un alza de presión”.

De acuerdo a Salinas los altos niveles de estrés a los que ha estado sometido le pasaron la cuenta. “He estado con mucho estrés. No solamente del trabajo, sino también por cuestiones personales y demás que te llevan al estrés (…) Ustedes saben cuál es mi situación”, señaló haciendo alusión a su relación con su esposa, Fátima Boggie, de quien está separado. El malestar de Salinas alarmó a sus colegas y a la productora de Aventurera, Carmen Salinas, quienes se encargaron de que fuera atendido rápidamente. “Se nos puso muy malo en Mazatlán, a tal grado de no poder dar función. Pero viajamos a Culiacán pensando que se iba a componer y se agravó”, señaló el jefe de prensa de Carmen Salinas, Chato Cejudo.

El diagnóstico médico fue presión arterial alta, por lo que el actor deberá guardar reposo y mantenerse alejado de los escenarios por un tiempo.

You May Like

EDIT POST