Carole Joseph
February 28, 2006 AT 01:00 PM EST

El 2006 tocaba a la puerta y el periodista Jorge Ramos se disponía a esperarlo con los brazos abiertos –y llenos. Al mediodía del 31 de diciembre, cuando éste se reunió en la zona de los Portales, en Veracruz, México, con la actriz Ana de la Reguera para darse el tradicional abrazo de Año Nuevo, la pareja no podía lucir más enamorada. “Veo a Jorge muy contento con Ana”, dice un allegado de la familia de la actriz que compartió con ellos esas fechas, en sí la primera vez que la actriz le lleva un novio a su mamá. “Jorge es un hombre muy formal y muy educado. Y los veracruzanos con la algarabía de aquí, lo botanearon [bromearon] y gozaron y él con estoico aplomo aguantó el baño”.

Su recompensa ha valido la pena. Ya sea comiendo sushi o patinando por Miami, esquivando paparazzi en Los Ángeles o jugando tenis en México, Ramos, de 47 años, y De la Reguera, de 28, están protagonizando un romance muy propio fuera de las pantallas de televisión donde se les acostumbra verlos. “Están felices”, dice una amiga del periodista y padre de dos hijos, quien al cierre de esta edición estaba a punto de finalizar su divorcio de su segunda esposa. Para De la Reguera –quien jamás se ha casado o tenido hijos– sus ex parejas sólo tienen elogios. “El que esté con ella lo convierte en un hombre afortunado”, asegura el actor Leonardo García. “Es verdad, es una gran mujer”.

Por su parte, Ramos es otra persona desde que conoció a De la Reguera en junio del 2005 en una entrega de premios, asegura su amiga. “Antes no se le veía salir o en muchas fiestas”, dice. “Ahora no se exhibe, pero tampoco se esconde”.Si bien Ramos, quien vive en Miami, y De la Reguera, quien está radicada en Los Ángeles, no están diciendo ni pío de su relación (créanos, lo intentamos), quienes sí hablan de ella les desean bien. “Yo la quiero mucho”, dice de su ex, el actor Erick Elías. “Y les deseo todo lo mejor”.

You May Like

EDIT POST