Cortesía:Sony-BMG
Andrés Martínez Tutek / NYC
August 13, 2008 AT 05:00 PM EDT

Aunque son profetas en su tierra, Colombia, fuera de ella no todos han tenido el privilegio de gozar y bailar con su vallenato. Y por ello, este año, Jorge Celedón y las notas que Jimmy Zambrano con magia y pasión le imprime a sus letras con su acordeón, quieren hacerse escuchar en todos los rincones del mundo. Así nos lo dijeron en una entretenida entrevista con People En Espanol.com, en la que los dos jóvenes músicos aseguraron que quieren demostrar que el vallenato está lleno de historias que contar. También hablaron de la bachata, de sus seguidoras y de lo que significa ese género que le hace erizar la piel a quienes se envuelven en sus canciones.

Jorge, cuéntanos ¿con qué nuevo material llegan ahora?
Bueno, te cuento que estamos promocionando nuestro material De lo nuevo lo mejor, que es un disco cargado con nuestros éxitos junto a tres canciones nuevas. Nosotros ya tenemos ocho años trabajamos juntos y lo que pasó fue que decidimos grabar este nuevo disco para mostrarle a la gente la versión nuestra de las canciones originales que siempre andan cantando.

Para aquellos que no conocen muy bien el vallenato, ¿qué podrías decirle sobre ese género?
El vallenato es la expresión de un pueblo, es Colombia. Es la manera como un pueblo se entrega, y por eso nos identificamos tan rápido con muchos latinos. Son historias que van acompañadas por la caja, la guacharaca y el acordeón.

¿Por qué si suena tan interesante, el vallenato aún no ha tenido el auge de otros géneros como el reggaetón y la bachata a nivel internacional?
La verdad creo que nos ha faltado mucha promoción para llevar nuestra música por el mundo, pero ahora estamos trabajando en eso y vamos a hacerlo sonar más. Queremos seguir llevando este vallenato y abriendo cada vez más puertas, llenos de honor, como pasó en la Casa Blanca, donde estuvimos en julio cantando y fue muy una experiencia muy grata.

Haz clic para escuchar “Esta vida”

Muchas de las letras de varias bachatas populares y canciones de merengue son originalmente composiciones vallenatas. ¿Cómo se sienten cuando ven que una letra de ustedes se hizo más famosa en otro género?
Bueno, eso se da mucho, y nos sentimos bien, pues aunque la canten en la versión que sea, nunca van a dejar de ser vallenatos; así las lleven y las vuelvan tango. No nos disgusta, pero es cierto que aunque hay algunas que suenan bien, otras propuestas no suenan tan bien.

¿Cuál de sus canciones les ha gustado oír en otras voces?
Estoy contento con la propuesta que hizo Héctor Acosta “El Torito” con la canción “Sin Perdón”.

¿Qué significa para ustedes agarrar un acordeón o empezar a cantar?
Uy, la música para nosotros es una necesidad. Es algo que a uno le va saliendo de adentro y es nuestra manera de expresarnos sobre el tema que sea. Son vivencias, no solamente de nosotros, sino también del entorno que nos van marcando y lo llevan a uno a que las comunique porque si no se hace así, estallan. Es algo que llevamos en las venas. Desde pequeños ya sentíamos la música, yo grabé una canción cuando era niño y Jimmy nació en una familia musical también. Su papá es acordeonista y compositor.

Y tú, Jimmy, ¿cómo describes tu romance con el acordeón?
El acordeón para mi es acción. Cuando tengo un acordeón, no es un simple instrumento, hace parte de mí. Es como si fuera algo de mi cuerpo y hay una simbiosis que se conjuga y se transmite en pasión, en energía pura y termina en una buena química, en magia y en amor.

Siendo el hombre del acordeón, ¿no te molesta que a veces reconozcan más al vocalista?
No, pues creo que tenemos un equipo bueno que precisamente trabaja con respeto y con justicia. Es verdad que en el vallenato se da mucho eso de que el cantante y el acordeonista se separan porque no hay equidad en todas las participaciones, pero aquí no es el caso. Hemos entendido el rol que cada uno tiene.

Jorge, cuéntanos algún anécdota chistosa que les haya pasado en alguna presentación…
Mira, una vez en una presentación en un club en Nueva York, cuando íbamos a empezar a cantar, Jimmy iba a subirse a la tarima y no vio que entre la escalera y el escenario había un espacio y se fue por ahí. Fue como si pareciera magia, pues lo vimos en un momento saludando y en un segundo había desaparecido. Desde ese día le decimos Jimmy Copperfield. (Risas)

Bueno, alguien dijo por ahí que entre las fans ustedes las preferían gorditas… ¿Qué les dices a ellas?
Nosotros conservamos el respeto con el corazón abierto para todas las seguidoras y las queremos por igual. No importa que sean gorditas o flaquitas. Nuestra música es abierta para todos y lo importante es que uno se sienta bien como es, sin estar complicándose la vida, haciéndose cirugías y cosas así para verse de una forma. Hay que sentirse feliz como somos y ya.

Jimmy, ¿hay algún mensaje que quieran enviarle a nuestros usuarios?
Sí claro, a todos los usuarios y a la gente de PeopleEnEspanol.com les mandamos mil bendiciones, le damos nuestro corazón, le dejamos nuestro trabajo disponible en todas las discotiendas para que lo aprecien y les decimos que desde el 2 de octubre comenzamos una gira por casi todo Estados Unidos y allí nos vemos.

You May Like

EDIT POST