Getty Images
People Staff
January 06, 2009 AT 06:00 PM EST

John Travolta y su esposa, la actriz Kelly Preston, regresaron la noche de este lunes a Ocala, FL, donde tienen una residencia, con las cenizas de su hijo, Jett, quien fue cremado luego de que falleciera el viernes pasado en la casa vacacional de la familia en las Bahamas.

“Todo estaba en su lugar, se realizó la cremación, y ellos decidieron marcharse”, informó a la agencia de noticias AP Obie Wilchcombe, miembro del Parlamento de dicha isla y amigo cercado de la familia Travolta.

El lunes se le realizó una autopsia al cadáver del joven de de 16 años, pero hasta el momento no se han difundido los resultados a los medios. Sin embargo, un agente funerario reveló que el certificado de defunción indicaba que la muerte fue a causa de la epilepsia.

El hijo del protagonista de Grease tenía un largo historial de ataques de epilepsia, por lo que tomaba medicamentos. En el pasado, Travolta había explicado que los ataques de su hijo habían sido originados por el síndrome de Kawasaki, la cual causa la inflamación en los vasos sanguíneos, y que éste padeció cuando era niño.

Por el momento no se ha informado cuándo se llevará a cabo el funeral.

Travolta, de 54 años, y Preston, de 46, tienen una hija de 8 años, Ella Bleu.

You May Like

EDIT POST