The Grosby Group
People Staff
January 05, 2009 AT 01:00 PM EST

John Travolta y su esposa, la actriz Kelly Preston, se encuentran devastados luego de que su hijo adolescente, Jett, falleciera el viernes pasado después de ser encontrado inconsciente tras golpearse la cabeza con la tina del baño de la casa vacacional de la familia en Las Bahamas. Pero antes de que arribara el servicio de emergencias, el propio actor luchó por salvarle la vida a su hijo aplicándole un masaje cardíaco, según reporta el sitio web del diario New York Daily News.

Una vez que llegaron los paramédicos, el actor de 54 años les rogó a gritos que le ayudaran a revivir a su hijo de 16. “¡Ayúdenme, ayúdenme!”, pidió Travolta, según informes. “¡Lo estoy perdiendo!”.

Alrededor de 50 minutos más tarde, Jett fue trasladado de emergencia al hospital Rand Memorial de Freeport, Bahamas, donde fue pronunciado muerto.

Este lunes se llevará a cabo una autopsia para determinar la causa de la muerte del joven, quien sufría de ataques de epilepsia y del síndrome de Kawasaki, una enfermedad inflamatoria de las arterias que afecta las membranas mucosas, los ganglios linfáticos, el revestimiento de los vasos sanguíneos y al corazón. Se cree que Jett sufrió un ataque de epilepsia que causó la caída mortal.

El cuerpo de Jett será trasladado al estado de la Florida, donde se realizará el funeral.

You May Like

EDIT POST