getty images
People Staff
August 30, 2006 AT 11:00 AM EDT

Trigo Figueroa fue sepultado el martes en un emotivo funeral en el panteón municipal de Juliantla, México. El joven de 27 años fue despedido por su padre, Joan Sebastian, quien le dedicó sentidas, pero esperanzadoras palabras.

“Las noticias contaron una historia, pero yo les voy a contar otra. Hace 27 años, producto de un gran amor, Tere parió a un hijo con dolor, como se paren todos los hijos. Era un regalo de Dios a quien coincidentemente decidí llamar Trigo de Jesús, siempre supe que sería especial”, señaló emocionado el artista en declaraciones que fueron reproducidas por varios medios mexicanos.

Su relato impactó a los familiares y amigos presentes, puesto que a pesar de la tragedia el cantante demostró una gran fuerza espiritual, entereza y resignación. Joan Sebastian recordó que a los siete años Trigo tuvo un accidente que casi le costó la vida. “Dios me permitió que viviera otros 20 años. Pero ese periodo terminó el domingo pasado, parí a mi hijo a la luz eterna, fue un paso doloroso que me llena de satisfacción porque fue un honor muy grande acompañar a mi hijo a su último viaje terrenal”, agregó.

“Atrás de estas lágrimas hay un gran regocijo. Mi sonrisa no es tan bella como la de mi hijo. Yo le prometo que de ahora en adelante llevaré la mejor de mis sonrisas. No estén tristes, si van a llorar que sea de felicidad”, añadió. El cantante terminó su mensaje en medio de lágrimas y aplausos de los presentes con un “te amo, hijo”.

You May Like

EDIT POST