getty images
People Staff
January 12, 2007 AT 07:00 PM EST

Jennifer López es otra desde que se casó con Marc Anthony, o por lo menos su vida es diferente. Así lo reveló la cantante tras explicar que decidió alejarse de las fiestas para tener una vida más relajada junto a su tercer marido.

“Mi vida se había tornado desagradable al punto de que estaba afectando mi vida personal y a la gente que me rodeaba. Por lo que me di cuenta de que tenía que evaluar la situación (…) Comprendí que había una forma de alejarse de eso. Dejas de salir, escoges diferentes lugares donde ir”, explicó la Diva de El Bronx en la reunión anual de críticos de televisión en Pasadena, CA. La artista dejó claro que cuando se trata de tiempo libre prefiere la comodidad de su hogar a una discoteca. “Somos muy hogareños. Amamos la música, obviamente es una parte muy importante de nuestras vidas, pero no nos gusta ir a discotecas. No más. Ya tuve mis días”, agregó. ¿Será esa la clave de su feliz matrimonio?

You May Like

EDIT POST