Getty images
People Staff
June 23, 2006 AT 04:00 PM EDT

El dolor y la impotencia se apoderaron de la familia Rivera durante la audiencia preliminar en el caso de abuso sexual contra José Trinidad Marín, el primer esposo de Jenni Rivera, quien está acusado de abusar de las dos hijas de la cantante y de la hermana de ésta. En la audiencia, que duró alrededor de cinco horas, se escucharon los testimonios de las dos supuestas víctimas.

“Era el juicio preliminar para hablar de los cargos (…) Obviamente su abogado quiere retirarlos, pero no sucedió. (…) Básicamente, el juez creyó el testimonio de mi hija y de mi hermana”, contó a Escándalo TV (Telefutura) la cantante, quien no pudo contener las lágrimas mientras las ellas relataban los abusos. “Escuchar cosas de este tipo te duelen como madre, como hermana, como ser humano. Son cosas que te destrozan el corazón. Hago lo posible por ser fuerte, pero llega un momento en el que te quiebras”, manifestó.

El hermano de la artista, Lupillo Rivera, también estuvo presente en la corte pero optó por no hacer declaraciones a la prensa. “Como hermano mío y de Rosy, y como tío de mis hijas le duele”, explicó la cantante. La próxima cita de Trinidad Marín con la justicia será el 11 de julio.

You May Like

EDIT POST