getty images
People Staff
May 10, 2006 AT 05:55 PM EDT

Jenni Rivera celebró el Día de las Madres mexicanas como pudo, puesto que la segunda audiencia en el caso por abuso sexual contra su ex esposo, José Trinidad Marín, tuvo lugar justamente el miércoles. En la cita, el juez ordenó, tanto a la parte acusada como a la acusadora, guardar silencio y no hacer declaraciones a la prensa sobre el tema.

La cantante optó por no asistir a la corte y dedicarse a celebrar el Día de las Madres en una radioemisora de Los Ángeles. Los que sí asistieron fueron sus hermanos, Lupillo, Juan, Gustavo y Rosy, ésta última una de las supuestas víctimas de Marín. Sin embargo, se excusaron de referirse al tema argumentando que la justicia les prohibió emitir comentarios.

El ex esposo de Rivera estuvo prófugo de la justicia durante casi 14 años, acusado de haber abusado sexualmente de las dos hijas que tuvo con la cantante y de la hermana de ésta. Gracias a la ayuda entregada por una seguidora de la artista, la policía dio con el paradero del sujeto, quien actualmente se encuentra privado de libertad con una fianza de $1 millón.

You May Like

EDIT POST