Crossover Promotions Inc.
Vicglamar Torres/NYC
July 16, 2010 AT 05:30 PM EDT

Talento tiene y de sobra, así que de seguro no le será difícil hacer realidad su grito de guerra musical, que es “plantar otra bandera colombiana en el mundo”. “Sí, eso es lo que quisiera hacer con mi música. Me gustaría dar el aporte colombiano a la música urbana a nivel mundial, que la gente vea afuera los colores de mi bandera pintados en el reggaetón”, nos dice J.Balvin, la sensación paisa de la música urbana que comienza a abrirse paso internacionalmente.

J.Balvin es el nombre artístico de José Álvaro Osorio, un joven antioqueño que nació en Medellín y creció en los años en los que aún era una ciudad convulsa, pisada por la bota de la delincuencia y los distintos problemas sociales que nublaron la zona durante años. Esa realidad caótica y criminal que se ha visto reflejada en telenovelas como El Cártel (Telemundo) y Las muñecas de la mafia (Telefutura) o ha quedado inmortalizada en libros como La virgen de los sicarios.

Pero esa no es la realidad que le interesa reflejar a éste músico de 24 años. “Con tantos problemas sociales que tiene mi país, ¿para qué nos vamos a poner a cantar sobre la mafia, la guerrilla o el narcotráfico? Hay otros problemas como el hambre o el desempleo a los que sí les he metido el pecho en mis canciones. Si escuchas mi música te darás cuenta que hay mucho de la problemática social en ella, pero no más narcotráfico porque no es lo único que nos ha pasado”, comenta el joven. “Le lanzo a todo y me baso en todo, pero, ¿para qué traer malas vibras a la gente? Ya sabemos que hay un país que ha salido adelante, que ha superado situaciones y las ha superado básicamente por la gente. A esa gente es que yo quiero dar a conocer, a la gente camelladora [(trabajadora)] de Colombia”. Con su música, J.Balvin ha conquistado su tierra y ahora quiere hacerlo con otras fronteras. Pero, asegura que no le interesa que el mundo lo conozca de un solo golpe. “Veo mi carrera como la fábula de la liebre y la tortuga. Yo prefiero ir como la tortuguita a pasos firmes pero seguros”, dice el intérprete de “Ella me cautivó”, primer sencillo de su disco Real, con el que se está abriendo paso en la cartelera estadounidense. “Mi próximo disco se llama El negocio. Saldrá en octubre y estamos trabajando duro para que entre con fuerza en el mercado”.

Aunque su música es una fiesta, para él su carrera es la prioridad que se ha tomado con más seriedad en la vida. “Siempre quise ser músico. Mi familia me vio con tantas ganas que me apoyaron siempre”, cuenta. “A mí me parece que es muy importante si una familia tiene un hijo adolescente que quiere ser músico, artista plástico o motorizado, que lo apoyen. Mientras más le pelees a un chamaco para que deje algo, más se empecina. Si lo apoyas, por el contrario, siente el respaldo y el cariño de su familia y eso es lo más grande. Cuando tomé la decisión de que lo mío profesionalmente era la música, sabía que no había marcha atrás. Así me tomara cien años, no me iba a devolver.”

Más que la fama, para este artista lo más importante es posicionarse en el gusto de la gente. “No quiero ser famoso, para eso está la Coca Cola que sí es famosa”, dice entre risas. “Hay mucha gente que es o se la da de famosa y no vende discos ni llena conciertos. Yo no creo en la fama, creo en el éxito. Creo en ganar terreno poco a poco, en crecer, en consolidarte. La gente exitosa no se cree la gran cosa; sin embargo, tiene una carrera sólida que lo respalda y eso es lo que yo quiero para mí”.

You May Like

EDIT POST