UNIVISION
People Staff
December 20, 2007 AT 02:00 PM EST

Jacqueline Bracamontes, de 28 años, sufrió fuertes dolores estomacales y vómitos la noche del martes pasado, razón por la que se vio obligada a suspender las grabaciones de la telenovela Las estúpidas no van al cielo, la cual protagoniza al lado de su ex novio, Valentino Lanús.

“Me sentía muy mal, con escalofríos, con dolor de cabeza, pero yo pensaba que era alguna comida que me había caído mal”, dijo la actriz al programa La oreja (Televisa). “Me fui a mi llamado y me seguí sintiendo muy mal, de hecho casi me desmayo cuando me estaban maquillando”, aseguró sobre el mal estado en el que se encontraba.

Después de acudir al hospital, Bracamontes fue diagnosticada con salmonelosis, bacteria que ataca el estómago y es transmitida al ingerir alimentos o bebidas contaminadas con dichos microorganismos. La protagonista fue inyectada con suero, mientras permanecía bajo supervisión médica.

Tal parece que la hija de el ex entrenador de fútbol Jesús Bracamontes, estaba más preocupada por las grabaciones que por su salud, pues aseguró que “lo que me tenía agobiada era la producción, porque tenía todas las escenas ayer, entonces dije ‘la locación está parada por mi culpa'”. Para tranquilidad de la actriz, los productores de la novela, Lalo Meza y Rosy Ocampo, le dijeron que lo más importante era su bienestar.

La también conductora aprovechó para aclarar que no tiene ningún noviazgo con su colega Jaime Camil, quien participa en la novela y con quien se le ha relacionado últimamente. “No, no, para nada, es muy buen compañero; buenos amigos, nos llevamos súper bien”, concluyó.

You May Like

EDIT POST