William Volcov/BrazilPhotoPress/LatinContent/Getty Images
jrotulo
March 26, 2014 AT 04:25 PM EDT

El accidente que terminó con la vida del actor Paul Walker y su amigo Roger Rodas no fue causado por una falla mecánica sino por la alta velocidad a la que se desplazaba el vehículo.

Esa es la conclusión a la que llegó la extensa investigación que se inició tras el accidente, con el objetivo de determinar las razones que llevaron al Porsche GT 2005 que manejaba el amigo de Walker a estrellarse contra un árbol en Los Ángeles.

FOTOS: Las muertes famosas de 2013 

Según reportó la agencia AP, los cálculos efectuados por los investigadores del Departamento de Policía de Los Ángeles y la Patrulla de caminos arrojaron como resultado que Rodas conducía el vehículo a una velocidad de entre 81 y 94 millas por hora (entre 129 y 150 km/h).

De esta forma, la investigación concluye que fue esto y no una falla mecánica lo que causó el choque que terminó con la vida del actor y su amigo en noviembre pasado.

You May Like

EDIT POST