Getty Images
People Staff
September 11, 2011 AT 07:00 PM EDT

La segunda temporada de Mira quién baila (Univisión) inició con la presentación de los 10 participantes, quienes a distintos ritmos de música fueron desfilando en parejas: Geraldine Bazán y Erik Estrada, Elizabeth Gutiérrez y José Manuel Figueroa, Adamari López y Blue Demon Jr., Stephanie Salas y Alejandro Chabán, Priscila y Cristian Zuárez.

Javier Poza y Chiquinquirá Delgado regresaron a la conducción. El mexicano ataviado en un clásico traje café y la venezolana en un vestido rojo brilloso que resaltaba sus atributos. Ambos se enfrascaron en comentarios picosos y de doble sentido.

Los “implacables” o jueces del show entonces llegaron a sus estrados: Bianca Marroquín, Lili Estefan y Horacio Villalobos.

Marroquín, mejor conocida por su desempeño como actriz de teatro en Broadway y en OCESA en México, aseguró que venía más exigente que nunca, aunque nadie se lo creyó… veremos con el paso de la temporada.

Villalobos bromeó que hará un homenaje a la madre Teresa de Calcuta y que todo será miel sobre hojuelas. Después aseveró que el programa es de primer nivel, por lo que los concursantes tendrán que estarlo.

El primer desafío de la noche corrió a cargo de Geraldine Bazán y Blue Demon Jr. Bazán bailó un “merengue eléctrico”. Su esposo, Gabriel Soto y la hija de ambos, Elisa Marie, subieron a darle flores. A ninguno criticaron duramente. Si acaso a Demon Jr. por la rigidez de sus músculos que impidieron soltura.

El segundo duelo fue un tango por parte de Elizabeth Gutiérrez y Cristian Zuárez, quien fue presentado como “el novio de la señorita” –cada uno con pareja de baile profesional–. Zuárez fue elogiado por saber hacerlo bien a pesar de uno que otro pequeño problema de ejecución. A Horacio Villalobos lo abuchearon por criticar el desempeño de la ex de William Levy.

Siguiente, Priscila y José Manuel Figueroa. El ritmo que les tocó fue banda. Figueroa fue el más elogiado de la noche, pues fue sumamente coordinado. Además fue el centro de las bromas porque durante los ensayos fue muy rígido, pero gracias a un tutú supuestamente fue que se soltó. A Priscila no fue tan bien, incluso su baile fue calificado de “número de kínder”, a pesar de ser experta en la materia.

A continuación, llegaron Stephanie Salas y Alejandro Chabán. A Salas, evidentemente divertida, no le favoreció la salsa, según los jueces, pero salió bien librada. A Chabán le criticaron su falta de técnica.

Finalmente, Adamari López y Erik Estrada tuvieron el desafío de pop. La ex de Luis Fonsi “perreó” y generó una ovación de pie. También se hizo acreedora de buenas críticas. No pasó lo mismo con Estrada, quien estaba muy rígido.

El jurado entonces decidió los clasificados: Adamari López, Alejandro Chabán, José Manuel Figueroa, Cristian Zuárez y finalmente, Blue Demon Jr. Los cinco volvieron a bailar, y los “implacables” jueces decidieron que los mejores fueron López y Demon Jr., quienes fueron sometidos al voto del público.

You May Like

EDIT POST