Cortesía de Samuel Douek
Judith Torrea / NYC
July 23, 2008 AT 02:00 PM EDT

A la ciudad de Nueva York no sólo han llegado los sabores de la cocina mexicana, los inmigrantes y los triunfadores soñadores, sino que ahora, del miércoles 23 al domingo 27 de julio, le toca el turno a algunas de las mejores joyas del cine contemporáneo mexicano.

La cita será en el festival itinerante de cine Hola México, que después de triunfar por dos años consecutivos en Australia llega este año a Nueva York, invitado por el New York International Latino Film Festival (Festival Internacional de Cine Latino de Nueva York).

“Estamos mostrando lo mejor del cine mexicano, que ha mostrado ser líder alrededor del mundo, ganando certámenes. Es una buena oportunidad para conocer lo que está saliendo de México en este mismo año”, dice Samuel Douek, director ejecutivo de Hola México.

En el viaje a México pero sin salir de Nueva York, se podrán gozar de películas magistrales como Quemar las naves, de Francisco Franco, un recorrido apasionante hacia el dolor que sufren unos adolescentes ante la pérdida de su madre.

En cintas como Llamando a un ángel, de Pancho y Héctor Rodríguez y Rodolfo Guzmán, el espectador asistirá embrujado a las situaciones que surgen tras una llamada equivocada une a tres personajes que no se conocen entre sí.

La realidad más cruda y surreal llegará con el documental Bajo Juárez: La ciudad devorando a sus hijas, de Alejandra Sánchez y José Antonio Cordero.

Esta travesía por la impunidad hacia la desaparición y muerte de mujeres pobres en Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos, ganó en 2007 el primer premio en el festival de Sundance.

Estrellas del cine y la televisión mexicana como Nailea Norvind –que en esta ocasión presentará el documental póstumo Nacido sin de su madre, Eva Norvind, ya fallecida– son sólo el aperitivo de lo que este festival quiere lograr.

“Comenzamos en el 2006, en Australia, donde en noviembre celebraremos la tercera edición, por más de 10 ciudades”, apunta Douek, nacido en la Ciudad de México hace 29 años.

“Me gustaba dedicarme una semana a ver cine alemán, italiano, español y me dije… ¿qué pasó con los chilangos? Hay que hacer algo acá”, recuerda Douek, quien se especializó en Australia en mercadotecnia de eventos especiales.

En Nueva York, a sólo 4 horas y media de avión de Ciudad de México, tampoco había algo parecido. Y el festival fue recibido con los brazos abiertos por el Instituto Cultural de México en Nueva York, entre otras organizaciones, y al parecer también por los numerosos directores y actrices mexicanas como Sherlyn que acudirán a esta oportunidad única:Hola México, ahora en NYC.

You May Like

EDIT POST